LUZ INFINITA: UNA PLAYA Y LA CIUDAD DE PARÍS.

Entonces abrí los ojos y estaba rodeado de una luz blanca que me cubría todo, una luz que parecía ser infinita. Escrito por: Francisco Hernández Verdiguel. En ella podía crear e imaginar lo que yo quisiera, no había barreras ni límites. Si quería imaginar un mar, este empezaba a alzarse frente a mis ojos, también […]

Leer más