El término “Robot” apareció por primera vez en la obra teatral de ciencia ficción R.U.R., de la autoría de Karel Čapek en el año de 1920, la cual describe la creación de “personas artificiales” para ser utilizados como fuerza de trabajo barata.

En la actualidad hablar de un robot podemos hablar de un cambio y de algo novedoso, ya que un robot es un sistema complejo pero lo que lo diferencia en una máquina es la implementación de un IA.

¿Qué es una IA?

Una inteligencia artificial es la que será responsable de tomar decisiones independientes del usuario, en otras palabras, dejar que el sistema tome decisiones.

En los últimos años se ha implementado robots tanto en la industria como la vida cotidiana, esto para reducir el esfuerzo en la realización de tareas, ya sea por comodidad, o por reducir tiempos de entrega, y vaya que ver cómo trabajan es algo que puede llegar a ser hipnotizante.

Pero ahora hablemos de robots mucho más desarrollados, un claro ejemplo es sistema que lleva por nombre SOPHIA, nos dimos cuenta de que muchos de estos robots tienen forma humanoide.

Buscando porque llegamos a que este diseño se ha utilizado gracias a un detalle social, no tiene nada que ver con sus funciones, se ha confirmado que al tener este tipo de forma las personas podemos darle una empatía, dejar de verlo como “algo” y más bien como “alguien”, creando esta ilusión de verlos igual a nosotros.

Anuncios

El detalle existe cuando la ilusión de darle una similitud con la forma humana no se logra con éxito se convierte en un sentimiento de incomodidad, al ver que el robot hace algo con demasiada exactitud, alguna falta de fluidez, o un simple ruido, convertirá el sentimiento de empatía en un sentimiento desconcertado, incómodo e incluso asustado, a esta situación se le llamó como el término de bukiminotani genshō o Valle Inquietante, esto en 1970 por el robotista Masahiro Mori.

Gracias a este término, las empresas de creación de robots no solo tienen que ver con la funcionabilidad de cumplir las tareas para lo que fueron diseñados, ahora también el diseño externo importara de una manera completamente nueva, se tiene que diseñar a manera que las personas no creen este valle inquietante, esto para que la aceptación de estas máquinas sea más fácil en nuestra vida cotidiana.

Y vaya que tenemos robots que lograron esto, ejemplo como el SPOT, un robot cuadrúpedo listo para cumplir sus objetivos de manera aceptada.

¿Qué opinas de estos robots? ¿Adquirirías alguno?

Te leemos, síguenos en redes sociales para estar al tanto de nuevos artículos, estamos seguros de que hay uno que te interesara.

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario