La moda, un concepto muy conocido y que en tiempos actuales ha tomado mucha fuerza en popularidad, conceptos, diseños e inspiraciones. En esta oportunidad pude platicar con Carolina López, una de las 7 diseñadoras que tuvieron la oportunidad de presentar sus más recientes diseños en New York Fashion Week.

La historia de Carolina en el mundo de la moda inicia desde una edad muy temprana y nos comparte que recuerda que, uno de los regalos que le pidió a Santa Claus, fue un kit de diseño de moda y a pesar de que su conocimiento en este terreno era un poco inexperto, siempre tuvo una visión y una atracción totalmente enfocada a la estética que existe dentro de la moda. 

Algo que es muy común en Latinoamérica es el hecho de que la carrera de diseño de modas no es algo muy “común”, por decirlo de alguna manera y que muchas veces esta misma profesión llegar a ser infravalorada, pero que Carolina siguió y sigue, persiguiendo de manera profesional.

“No me puedo engañar y decir que me gusta otra cosa, cuando en realidad yo quiero estudiar esto” – Carolina López

La creación de diferentes diseños dentro de esta profesión implica una gran cantidad de creatividad, de inspiración y que muchas veces pueden llegar a pensar, desde una perspectiva más social, que es muy sencillo hacerlo. 

Desde la perspectiva de Carolina nos comparte que el arte en general es su principal fuente de inspiración, no importa si es arquitectura o incluso poesía, ella lo toma, lo adapta y crea diseños totalmente novedosos y hermosos para los ojos del público. 

Aun así, Carolina define como “subjetivo” el trabajar en la industria de la moda porque todo se basa en la percepción que tienes tú mismo sobre esta industria y nos comparte que:

“Te puede comer o no te puede comer la industria, dependiendo que tan firmes tengas tus convicciones, tu forma de trabajar, tus creencias, tu ética y el apoyo que tengas de tu círculo cercano” – Carolina López 

Participar en un evento tan importante como lo es el Fashion Week, es una oportunidad que te brinda muchas experiencias, vivencias, recuerdos, amistades y, sobre todo, que está llena de emociones. El proceso, desde los ojos de Carolina, fue totalmente veloz y que la llenan de gratitud por todo lo que ha vivido en esta experiencia.

“El balance entre la tecnología y regresar a los orígenes” es el concepto general que se engloba en esta pasarela de New York Fashion Week de la universidad CEDIM y que, a pesar de ser un concepto compartido, cada una de las diseñadoras tiene dentro su propia propuesta. 

Los diseños de carolina se basan principalmente, en esta colección, en colores neutros, esencias sobrias, esencias que no buscan transmitir un sentimiento intenso, sino captar lentamente la atención del espectador e invitarlo a cuestionarse el porqué de esas combinaciones, el porqué de esa tela, el porqué de esos colores. 

Los procesos, las tendencias en un mundo tan versátil como lo es la moda, está en un constante cambio, para Carolina, este cambio ha sido totalmente positivo, mucho más consciente y empático con el consumidor.

“Las tendencias son cíclicas, no es retroceder o regresar, sino re-adoptar algo que ya se había adoptado, pero desde otra perspectiva” – Carolina López

“Embellecimiento de la realidad” es como Carolina define a su estilo en general, porque ella no busca alterar dicha realidad, ya que esto sería vivir en una burbuja. En pocas palabras, busca plantearse mejor lo que existe, verle el lado bueno más no borrarlo. 

En el futuro, Carolina busca hacer su maestría, abrir su línea propia de ropa y seguir trabajando en equipo es una de las cosas que más disfruta e intenta sacarle el mayor provecho posible y que estamos muy seguros que lo va a lograr definitivamente.  

Sigue a Luis Lechuga en:

Instagram: @lechuga.ra

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario