Este fin de semana llega a las salas de cine «Venom: Carnage Liberado«, y es una de las cintas de Marvel que definitivamente quería ver, pues aunque a muchos no les agradó la primer entrega, yo si disfruté de la acción y los efectos especiales que nos regaló.

Sabemos que Tom Hardy no estuvo muy a gusto con el resultado final de Venom, pues sus escenas favoritas habían sido eliminadas. Sin embargo en «Venom: Carnage Liberado«, Tom fue además productor ¿Habrá sido para asegurarse que esta vez incluyeran sus escenas preferidas? Lo cierto es, que a mi parecer fue bastante floja.

Esta entrega introduce a 4 nuevos personajes: Carnage (obviamente), el policía Patrick Mulligan, y la mutante Frances Barrington conocida como Shriek (Grito) y el cuarto personaje lo mencionaré después de la advertencia de spoilers.

La historia nos cuenta, que el policía Patrick Mulligan hace algunos años atrapó y “mató” a Frances Barrington, quien descubrimos en las primeras escenas, que fue pareja sentimental de Kletus Casidy (y que no está muerta), un asesino serial que conocimos en la primer cinta de Venom y quien gracias a Eddie Brock, es condenado a muerte al descubrir con ayuda de Venom, porque (en palabras del propio Venom) sin él no es nadie.

Anuncios

Sin embargo, minutos antes de su muerte, Kletus es “absorbido” por un nuevo simbiote: Carnage, y escapa de la cárcel, descubre que su amada Frances sigue viva y decide recuperarla y juntos buscan vengarse de Eddie, Patrick y Venom.

La cinta es entretenida, mucha acción, efectos especiales muy buenos, el sonido, el diseño de arte, la fotografía oscura y azulada que caracterizó a Venom en 2018 se mantuvo, la música y la interpretación de Tom Hardy y Woody Harrelson son increíbles. Sin embargo siento que se quedó floja.

Poco más de la mitad de la película se la pasan contando los problemas que Eddie tiene con su ex prometida Anne, con Venom, con la autoridad (representada por Mulligan), unos cuantos fragmentos del pasado de Kletus…y Carnage aparece en la tercera parte de la película, desarrolla inmediatamente toda la acción y se termina. Yo espero que en la tercer entrega expliquen un poco más, pues cuando Venom se enfrenta cara a cara con Carnage, le dice a Eddie “es uno de los rojos” pero no explica más. ¿Nos dirá alguna vez qué significa el color del simbiote y por qué le “teme”?.

Lo que sin duda vale la pena es la escena post-créditos, donde podemos ver la actuación especial de David Zepeda, que si bien no es importante para la trama, le da un toque divertido. Y por fin logramos ver lo que parece ser un cambio en el multiverso, y la unión de Venom con el Spiderverse.

Anuncios

PRECAUCIÓN: SOPOILERS.

Si continúas leyendo será bajo tu propio riesgo…

Toda la película esperamos por la aparición de Carnage y por la reunión (al fin) de Kletus y Frances, que a mi parecer son una de las parejas psicóticas más cool en el cine de superhéroes (incluso más que el Joker y Harley Queen), siento que debieron explotar más a esa pareja y no sólo los 10 o 15 minutos que duran en pantalla, antes de que Venom y Carnage los maten.

Hablaba al inicio de un cuarto personaje que se presenta en esta cinta, y se trata de un tercer (o cuarto) Simbiote, y es que casi al final, cuando Shriek mata Mulligan (o eso creemos), aparece el policía en escena nuevamente, los ojos se le tornan de color azul y dice “monstruos, monstruos por todas partes” y es que así como Carnage es “hijo” de Venom, recordemos que Toxin es hijo de Carnage, por lo que esta escena nos puede dar un adelanto de lo que ocurrirá en la tercer cinta de Venom.

Por último, si buen Venom al igual que Tom Hardy, tienen un sentido del humor bastante simple, creo que abusan de los chistes y situaciones “graciosas”, que te hacen olvidar que estás viendo al “Protector Letal” y no un capítulo de «Friends» pues solo faltarían las risas programadas para rematar los chistes.

Hay una escena donde Venom (sin Eddie) acude a un bar gay, a una celebración de Halloween con disfraces, por lo que logra pasar desapercibido. En un momento de la noche, se acerca al escenario, toma el micrófono y le cuenta sus problemas con Eddie a todos, rematando con un “Salí del closet de Eddie”, pudo ser que creyeran que fue una escena “graciosa” pero a mí me pareció sobrada e innecesaria, sobre todo al comparar a la comunidad LGBTTIQ+ con los aliens. La intención tal vez sea buena desde el punto de vista de “empatizar” con el sentir de la comunidad, pero aún así, la siento forzada y de más.

Sin quieres pasar un rato entretenido, con emoción, palomitas y unos nachos con mucho queeso, «Venom: Carnage Liberado» es una excelente opción para ir al cine, además el ver cómo se unen los multiversos vale completamente la pena.

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario