Entrevistada con la Dra. Ana Silvia Vidal Brandt.
Urología general, Endourología, Urología Laparoscópica y Oncológica.

Fotografía: Verónica Rosas (@mont.photo) y Rodrigo Osorio (@photo_r86)

¿Qué es lo que más le ha gustado de su trayectoria profesional en la medicina?

Al elegir urología como mi especialidad, me ha llenado en todos los sentidos, me ha sido muy gratificante y lo disfruto en cada caso que llega a mis manos. Tiene cosas fructíferas, ya que los padecimientos que tratamos, en su mayoría son resolutivos para los pacientes y de esa forma pueda brindarles apoyo, mi conocimiento y, sobre todo, recibo la gratificación de poder ayudarles. 

¿Por qué opto por tomar urología?

Durante mi internado, estuve en contacto con esta especialidad y noté que los casos que se trataban de enfermedades benignas o malignas, cánceres, próstata, testículos y riñones. Robo por completo mi atención, ya que abarca un área de consultas y cirugías quirúrgicas muy amplias; como cirujana me apasiona operar y la urología me permite ejecutarlo. Me agrada la tecnología que va de la mano con esta área porque me permite brindar un mejor resultado a mis pacientes.

¿Cuál ha sido la cirugía más compleja a la que se ha enfrentado?

Puede ser cualquiera que te toque desde alguna piedra o retirar una próstata por cáncer. Cada una tiene su método, las herramientas que manipulo varían según el tipo ya sea tradicional o por robótica, cada uno tiene su proceso, detalles y práctica para mover los instrumentos. 

Fotografía: Verónica Rosas (@mont.photo) y Rodrigo Osorio (@photo_r86)
Anuncios

Nos mencionó que ejecuta dos tipos de cirugía, la robótica y tradicional ¿Qué las diferencia?

 La tradicional consiste en una cirugía abierta, donde realizas una incisión y cortas, manipulando los instrumentos con tus propias manos. Mientras que la robótica es por pequeñas incisiones, se colocan unos instrumentos especiales que se llaman puertos, donde van las pinzas y el resto del instrumental. Aquí la diferencia es que tus manos no lo manipulan directamente si no, se acopla un sistema para el robot Da Vinci que se ejecuta, a través de una consola como “videojuego” que permite manipularlo de forma más precisa y son más afinados.

¿Qué obstáculos ha tenido en su carrera?

Pienso que los obstáculos nos los vamos poniendo, afortunadamente las metas que me he propuesto las estoy cumpliendo. Al ser constante, trabajar todos los días por ello y abrir camino para lograrlo. Siempre que se llega a presentarme alguno, trato de actuar rápido, darle solución y brincarlo para el siguiente paso. Actualmente estoy donde quiero estar, a pesar de ser mujer en una especialidad donde la mayoría son hombres.

Fotografía: Verónica Rosas (@mont.photo) y Rodrigo Osorio (@photo_r86)
Anuncios

¿Se le ha dificultado desenvolverse en esta especialidad a pesar de que la mayoría sean hombres?

No, pienso que nosotras como mujeres debemos quitarnos este tabú ser mujer y me van a tratar mal porque esto es de “hombres”, al contrario, deberíamos tener una visión más amplia para ser equitativos en el medio. Aunque claro, una que otra vez habrá personal médico o pacientes que declinen tu servicio por ser mujer, pero, eso no quiere decir que no valga mi trabajo. Pero yo soy de la idea que con trabajo y esfuerzo debemos demostrar de lo que somos capaces. Aclaro que el hecho de ser mujer, no me hace mejor ni menos que el resto del personal. No hay que hacer un combate de géneros, si no, realizar un trabajo en equipo para ofrecer calidad y caracterizarme así, como médico.

¿Con qué especialidades ha trabajado en equipo?

Nosotros como urólogos nos apoyamos más con los nefrólogos que son quienes tratan la función de los riñones y nosotros vemos su estructura, también vamos de la mano con los infectologos, internistas y con los cirujanos generales en la mayoría de los casos.

Anuncios

¿Qué le satisface como uróloga?

El poder trabajar en equipo y si hay algo que no te cuadra o se te sale de las manos, entonces tienes justamente esta unidad con el resto del personal para compartir conocimientos y trabajar de la mano para darle solución. Es gratificante trabajar de esta manera y al final, el paciente te lo va a agradecer. 

¿Qué le gusta de este sentimiento gratificante?

Independientemente de que, si agradecen o no los pacientes por apoyarlos, me deja completamente llena el poder darle resolución a un caso y la razón por la cual me van a buscar.

¿Qué les aconsejaría a todas esas mujeres que apenas van a inclinarse por esta profesión?

Que busquen realmente lo que les gusta y si eligen medicina, que realmente averigüen, investiguen e indaguen en el tema porque a veces se van con una idea de la profesión cuando tiene otro concepto de imagen, que no es un sacrificio porque debe ser algo que les guste, es dedicación, mucho tiempo de estudio y que lo vean como algo gratificante. Elegir bien desde el principio es la clave.

Para concluir, cuéntenos ¿quién es realmente Ana Vidal?

Independientemente de la medicina, a mí encanta estar en casa, salir a correr, estar en montaña, hacer ejercicio, tener tiempo con mi mascota, leer, ir a la playa y buscar tiempo libre para poder hacer lo que me gusta, perderme en mí, relajarme y disfrutar ese pequeño tiempo conmigo misma. Por último, quiero recalcar que hagan lo que quieran realmente ser, porque desde mi perspectiva la clave del éxito seas mujer u hombre, es el trabajo, constancia y respeto por lo que hagas con tu vida. 

Citas con la Dra: (55)51090541 Ubicación: Hospital Ángeles del Pedregal y ABC Santa Fe.

Instagram: @anauro_udm y @urologosdemexico

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario