En el marco del día mundial del chocolate, vale la pena conocer un poco de historia y el perfil nutricional de este popular alimento (y bebida). De entre los distintos orígenes que se piensa que tiene la palabra chocolate uno de los más aceptados proviene del náhuatl “xocoatl” que significa “agua agria”.

delicious chocolate bar with nuts
Photo by Dmitriy Ganin on Pexels.com

El chocolate tuvo su origen en nuestro país, según una leyenda fue Quetzalcóatl quien robó el árbol del cacao del paraíso de los dioses y lo plantó en Tula, entregando así los granos de cacao a los hombres. El cacao fue un alimento de gran importancia en la sociedad azteca al utilizarse como moneda y ser además un símbolo de riqueza, ya que su almacenamiento o consumo como bebida en agua era solo para los guerreros o personajes de alta sociedad e inclusive se consumía en celebraciones o ritos.

El chocolate llegó a manos de los españoles gracias a la conquista, en donde la historia dicta que el emperador Moctezuma se lo ofreció en forma de bebida a Hernán Cortés, ya que pensaba que él era la reencarnación de Quetzalcóatl. Cortés y otros viajeros lo llevaron a España para crear una bebida endulzada y caliente.

man hand fruit cocoa
Photo by Pixabay on Pexels.com
Anuncios

Ahora, dejando de lado la historia y centrándonos un poco en la parte que nos compete (la nutricional) podemos identificar el chocolate como un alimento y bebida muy popular en la actualidad, con distintas variantes e implicaciones en la salud humana. A pesar de que el consumo de chocolate podría considerarse como un placer pecaminoso o causante del aumento de peso en algunas de sus formas de preparación, la buena noticia es que también tiene buenos aportes a la salud.

Primero, debemos identificar las variedades de chocolate que existen actualmente:

  1. Chocolate oscuro: contiene sólidos del grano de cacao (hasta 80% del peso total) y manteca de cacao, suele tener un sabor relativamente amargo y su calidad depende del porcentaje contenido de cacao. La mayoría de los beneficios a la salud atribuibles al chocolate están asociados con este tipo de chocolate.
  2. Gianduja: combinación de avellanas, cacao y azúcar.
  3. Chocolate con leche: contiene manteca de cacao, azúcar, leche en polvo, lecitina, sólidos y cacao. Tiene un sabor dulce con un sutil acento amargo del cacao.
  4. Chocolate blanco: contiene manteca de cacao, leche y azúcar sin sólidos de cacao. Tiene un sabor dulce y agradable.
cup of coffee and sweet dessert on table
Photo by Dima Valkov on Pexels.com

El grano de cacao es una gran fuente de polifenoles, flavonoles y contiene una gran cantidad de antioxidantes, es por esto que el chocolate oscuro es al cual se le atribuyen la mayoría de las propiedades benéficas para la salud, ya que es el que contiene el cacao en mayor porcentaje. Además de esto, las grandes cantidades de azúcar que se añaden al chocolate con leche y al chocolate blanco, no hacen que sean una opción tan viable para consumo frecuente.

Pero centrándonos en los polifenoles contenidos en el cacao algunos tienen efectos interesantes como el de promover la generación de óxido nítrico que tiene un efecto vasodilatador y por lo tanto baja la presión arterial, esto también puede ayudar en aterosclerosis y disminuir el riesgo de trombosis e infartos al miocardio. Estos polifenoles también confieren beneficios a la salud cerebral, ya que se asocian con un aumento del flujo sanguíneo cerebral y reducen la probabilidad de eventos cerebrovasculares. Por si fuera poco, también mejoran la sinapsis de las neuronas y su crecimiento así como los mecanismos de memoria.

chocolate bars on white background
Photo by alleksana on Pexels.com
Anuncios

Por otra parte, los flavonoles del cacao ayudan a la regulación de la glucosa, ya que disminuyen la velocidad de digestión y absorción de los carbohidratos en el intestino, mejoran la sensibilidad a la insulina gracias a que regulan el transporte de la glucosa y previenen daño oxidativo e inflamatorio en tejidos sensibles a la insulina.

En otros estudios, el consumo de cacao disminuyó la síntesis de ácidos grasos y mostró supresión del apetito, sin embargo, se necesitan más estudios para corroborar sus efectos en este rubro. Por último, algunos componentes del cacao y chocolate también tienen efectos para producir una sensación de bienestar y se relacionan con la serotonina.

food coffee dark dust
Photo by Eva Elijas on Pexels.com

Un aspecto que debemos recordar para obtener todos estos beneficios debemos elegir chocolates que contengan un alto porcentaje de cacao, los cuales son normalmente los oscuros de alta calidad, lamentablemente el chocolate con leche y el chocolate blanco contienen poco o nula cantidad y a pesar de lo deliciosos que son, debemos limitar su consumo. Acércate a tu nutriólogo para saber la porción adecuada de chocolate amargo para ti.

¡Sígueme en redes!

FB: https://www.facebook.com/GPRnutricion

IG: @gis_narcoleptic

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario