Hace poco me topé con la página web de un producto que asegura que al ser consumido bloquea hasta en un 75% las calorías provenientes de los hidratos de carbono, pero la pregunta del millón es ¿funciona?

En la descripción del producto se detalla que este complemento dietético está elaborado con ingredientes naturales, y, el componente activo principal es de faseolamina. Esta reduce la absorción y digestión del almidón presente en los alimentos y disminuye la respuesta de la glucosa y el índice glucémico. Además, ha mostrado eficacia y seguridad en estudios clínicos, mientras que el otro componente del complemento se describe simplemente como “proteína”. Por último, se menciona que junto con una dieta adecuada y ejercicio el complemento ayuda en el control del peso.

Analicemos esto por partes.

  • Punto número uno: a pesar de que se hace énfasis en que el producto contiene ingredientes naturales debemos siempre recordar que “natural” no necesariamente significa mejor o saludable, por ejemplo, yo podría decir que la tetrodoxina (una toxina mortal presente en el pez globo que puede resultar incluso 1,200 veces más venenosa que el cianuro) es natural, pero ¿quién en su sano juicio la va a consumir solo por el hecho de ser natural? 
  • Punto número dos: se habla de la faseolamina como el activo que permite controlar la respuesta de la glucosa y el índice glucémico derivado del consumo de carbohidratos. En palabras sencillas esto se refiere a que cuando consumimos carbohidratos, la glucosa plasmática aumenta y se libera insulina como respuesta. Dependiendo de qué tipo de carbohidrato se trate: simple o complejo, el índice glucémico será mayor o menor respectivamente. Es decir, los simples provocarán un aumento de glucosa y liberación de insulina de forma más rápida, si observaramos un gráfico habría “picos” de esta hormona. Mientras que los complejos tienen un índice glucémico menor, por lo que el aumento de glucosa y la liberación de insulina será más aletargado, en un gráfico no observaríamos un pico sino una meseta prolongada. ¿Por qué es relevante el índice glucémico, los picos de insulina y el control de la glucosa? Algunas veces se han asociado con el aumento del tejido adiposo y del peso corporal, pero lo que debemos saber es que el control de la glucosa (a lo largo del día) y el índice glucémico solo toman relevancia en personas que viven con diabetes debido al esquema de tratamiento o insulina que siguen; en personas sanas comunes y corrientes, no son tan relevantes estos conceptos por sí mismos, sino más bien el conjunto de hábitos que tienen. Cabe mencionar también, que no solo los carbohidratos producen una respuesta insulínica en el cuerpo, sino que también las proteínas tienen este efecto, entonces ¿qué sentido tendría consumir un producto con un ingrediente (faseolamina) para controlar la respuesta insulínica de los carbohidratos, si el otro ingrediente del mismo producto (proteína) estimula dicha respuesta?
Anuncios
  • Punto número tres: se menciona que el componente activo ha demostrado eficacia y seguridad en estudios clínicos. Echando un vistazo a los estudios clínicos con estas características observamos dos cosas importantes; la primera, es que en dichos estudios los tamaños de muestra han sido pequeños (lo cual no indica que sea representativa de una población) y la segunda, es que algunos de estos estudios fueron financiados por laboratorios que dentro de su portafolio tienen estos productos y se podría denotar cierto conflicto de interés. Por otra parte, tenemos otra serie de estudios en donde si bien la faseolamina purificada ha mostrado eficacia tanto para bloquear la digestión de cierta parte del almidón, como para promover cambios en la motilidad y hormonas gastrointestinales, los bloqueadores de carbohidratos comerciales no han alcanzado la dosis efectiva, ni tampoco han sido efectivos para reducir la energía consumida o la pérdida de peso. Incluso la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria emitió un comunicado donde señala que con la evidencia actual no se ha establecido una relación causa-efecto entre el consumo de faseolamina y reducción del peso corporal.
  • Punto número cuatro: se menciona que el producto es efectivo para el control del peso siempre y cuando se siga una dieta adecuada y se realice ejercicio. Tomemos un momento para analizar estas palabras. Si ponemos un poco de atención, nos daremos cuenta de que esta frase es muy utilizada para productos que prometen obtener una figura ideal, tanto productos dietéticos como aparatos de ejercicio e incluso indumentaria como tennis o fajas… ¿Qué tienen en común todos estos productos? Así es, todos son “productos milagro”, es decir, aquellos que aseguran que por el simple hecho de utilizarlos se va a lograr una reducción fuerte de peso o el tener un cuerpazo, pero que en última instancia solo nos causan decepción al descubrir que fueron falsas promesas. Este tipo de productos se resguardan bajo la premisa de que su éxito está condicionado a acompañar el uso con una dieta adecuada y ejercicio físico. Sabemos que la dieta adecuada y el ejercicio físico por sí mismos, es decir, sin necesitar de productos, aparatos, equipo especial, etc., van a traer como resultado la pérdida o control del peso corporal y la figura que deseamos (al menos en personas sanas), entonces ¿qué es en realidad lo que funciona? ¿La dieta y el ejercicio o el producto?
Anuncios

Por supuesto sería grandioso que existiera un producto que solo con utilizarlo nos asegurará tanto la salud como la estética corporal que deseamos, sin embargo, la realidad es un poco más dura y triste. No todo lo que brilla es oro.


¡Sígueme en redes!

Facebook: GPRnutricion | Instagram: @gis_narcoleptic

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario