Recientemente después del duro golpe que recibió el partido político en el poder, el presidente de la república AMLO se volcó en contra de la clase media y dijo lo siguiente.

“Hay un sector de la clase media que siempre ha sido así, muy individualista, que le da la espalda al prójimo, aspiracionista, que lo que quiere es ser como los de arriba y encaramarse lo más que se pueda, sin escrúpulos morales de ninguna índole; son partidarios de que ‘el que no transa, no avanza’. Es increíble cómo apoyan a gobiernos corruptos, increíble”

Palabras que a más de uno molestaron, pues sencillamente todos deseamos una mejor calidad de vida, así como para nosotros como para nuestra familia, y aspiracionistas o no, la clase media de este país es el sostén de la economía y el gobierno.

Anuncios

A nivel nacional la tasa de formalidad en el empleo se encuentra en un 44.9%, y casi la mayoría de la población que se encuentra con empleos formales pertenece a la clase media, es decir, el 39% de la población en México según datos del INEGI. Esto quiere decir que en realidad esta porción de la población es la que mantiene como tal a todos los programas sociales que se dan en el país, financian los proyectos de infraestructura para el desarrollo económico, son los que les dan forma a los presupuestos de ingresos y egresos de la federación, pues de esta porción de la población se obtienen los ingresos vía impuestos, como el ISR principalmente. Además, dentro de este estrato social se encuentran personas propietarias de PyMES y MiPyMES, que juntas construyen el 52% del PIB y generan casi el 70% de los empleos formales. 

La clase media no puede dejar de ser “aspiracionista” pues de ella se mantiene viva la esperanza de un México más fuerte, con mejores oportunidades laborales, con mayor calidad en la educación, que detone el desarrollo y crecimiento de la economía. 

Anuncios

Aspiracionista o no, es la base que mantiene a flote la economía nacional y al gobierno en general.

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario