Años que están marcados en la historia de la humanidad como el intervalo de tiempo cuando se desarrolló una de las pandemias con más muertes asociadas a enfermedades virales: COVID19. Con la pandemia nos hemos visto en la necesidad de explotar más que nunca la tecnología para realizar la mayoría de nuestras actividades que rutinariamente eran personales o presenciales como: cocinar, hacer el super, comprar artículos de primera necesidad, comprar electrónicos, enviar presentes, tomar juntas de trabajo o sociales, socializar en sí, etc.; ahora la mayoría de las actividades la hacemos de una forma distinta y que si observamos bien probablemente sea lo más conveniente.

La Pandemia reveló que la tecnología nos posiciona más cerca del futuro de lo que pensamos antes, pues, hoy prácticamente hacemos todo cuando menos con la asistencia de un dispositivo electrónico y ya es menos común no hacerlo. Derivado del confinamiento y las medidas sanitarias aplicadas al comercio en todos los países, el sector comercial se tuvo que adaptar a una cultura de “Delivery” para actividades tan básicas como ordenar comida o comprar en línea, lo que impactó directamente en un crecimiento en el sector de las entregas por demanda, emergiendo muchas plataformas para fungir como mensajeros en esta crisis sanitaria. Si bien es cierto que la mayor curva de la crisis aparentemente ya ha pasado, la cultura del delivery continúa creciendo dado que después de haber vivido tantos meses tras las paredes de nuestros hogares podemos darle un valor distinto a nuestro tiempo, a nuestra calidad de vida y al esfuerzo necesario para realizar cada una de las actividades que realizamos antes sin miramientos.

Anuncios

Hoy día muchas empresas que incluso ya existían se han subido al tren tecnológico de las aplicaciones de servicios de entrega para lograr mayor alcance y mejorar su rendimiento al brindar servicios de entrega para sus productos por medio de terceros, y esto solo es gracias a que por la pandemia misma se vio forzado el sector comercial a satisfacer la necesidades de los consumidores ofreciendo cercanía al cliente en momentos que era vital mantenernos aislados lo mayor posible.

Anuncios

A continuación, un ejercicio ágil de escenarios:

a) El primero: Cuando vamos normalmente y de forma presencial a realizar alguna compra al establecimiento de nuestra elección.

b) El segundo: Cuando nos auxiliamos de las Apps que cuenta con servicios de venta de productos y servicio de delivery.

Anuncios

Adicional a las ventajas que nos dejó la pandemia, en la etapa de declive de la contingencia sanitaria, muchas de estas empresas o aplicaciones están en una constante competencia y reinvención para ofrecer mejores condiciones al usuario para que la cultura de entrega continúe con el auge que tuvo durante el confinamiento y siga cambiando nuestra rutina volviéndola más eficiente. Entre la principales estrategias del mercado están la siguientes:

  • Membresías mensuales: Incluyen todos los envíos gratis y algunos otros servicios adicionales sin costo como acceso promociones para miembros, servicios de stream, descuentos de tiendas solo para servicios con delivery, y convenios con la mayoría de las TDC para pagos a meses sin intereses y más.
  • Omisión de costo de Envío por volumen de compra: Esto permite que en una sola compra pidas suficientes productos y si sobrepasan una tarifa base y después puedes obtener el envío gratis.
  • Tarifas de Envío EXPRESS: No esperar demasiado a que tus productos lleguen puede tener un costo extra si así lo deseas, o si prefieres esperar no se incrementa el importe.
  • Paquetes de productos: Estos se relacionan con tu pedido y pueden ser convenientes algunas veces cuando así te acomoda.
Anuncios

La pandemia dejó ver que existen otras formas de aprovechar nuestro tiempo y recursos, lo cual por ende nos brinda satisfacciones que nos ayudan a tener una mayor calidad de vida para enfocarnos en lo que más vale la pena para cada persona.

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario