En la actualidad es un poco complicado entender las definiciones nuevas con respecto a la sexualidad e identidad de género, por eso para entender un poco mejor la importancia de esta operación primero se deben tener en cuenta 3 definiciones (pueden variar dependiendo la bibliografía).

  • Disforia de género: Término médico utilizado por la Asociación Americana de Psiquiatría para expresar el dolor y el sufrimiento asociados a la no conformidad de género.
  • Transgénero: Persona que no se siente conforme con su asignación de género. Hablamos también de trans identidad. Las palabras «transgénero» y «transexual» a menudo se usan como sinónimos para hablar de las personas que desean someterse a un cambio de sexo.
  • Transexual: Persona transgénero que se ha sometido a una intervención de reasignación sexual para cambiar de sexo.
Anuncios

El cambio de sexo o reasignación sexual es una Intervención quirúrgica cuya meta es cambiar el sexo de nacimiento para transformarlo en el del sexo deseado, dar una solución tanto física como psíquica a aquellas personas que no se sienten identificadas con el sexo con el que nacieron es un procedimiento largo, que requiere de distintas operaciones y tratamientos como el hormonal para tener mejores resultados, Si el cambio de sexo de hombre a mujer se realiza una vagineplastia y si es un cambio de sexo de mujer a hombre, la técnica utilizada es conocida como faloplastia. La operación requiere de anestesia general y su tiempo de intervención puede ser más de 15 horas, es una operación sin retorno y los resultados son inmediatos.

La cirugía no se indica en pacientes con trastornos psiquiátricos o psicológicos, ni en aquellas con problemas circulatorios, sistémicos, urológicos, cardiovasculares o alguna enfermedad que valore el médico para no poder ser intervenido. 

Es muy importante hacer énfasis en que antes de someterse al cambio de sexo es necesario haber obtenido la certificación psicológica de un psiquiatra conforme no existe una alteración psicológica transitoria que certifique que se trata de un proceso real de transexualidad que lleva un período de 3 hasta 12 meses. El paciente deberá haber seguido durante al menos nueve meses un tratamiento hormonal dirigido por parte de un endocrinólogo, NO se debe automedicar la persona por ningún motivo ya que pueden presentarse efectos graves a la salud. 

Anuncios
  • VAGINOPLASTIA.

El pene se abre, separando el pedículo vasculonervioso y los cuerpos cavernosos que lo componen. Entonces, la piel se emplea para crear las paredes vaginales mientras que el glande se destina a crear el clítoris. Con la piel del escroto se forman los labios vaginales y se da mayor profundidad a la vagina.

La vagina se coloca en un espacio que el cirujano crea entre la vejiga y el recto. Después se coloca apósito para que la piel de la vagina se mantenga quieta hasta su completa cicatrización. Con el glande se realiza el clítoris sobre el meato uretral, que se acompaña del capuchón que lo recubre, finalmente, se crean los labios vaginales. Los testículos también se vacían, las gónadas se extraen y se deja únicamente la piel de los testículos en forma de labios mayores. Es a partir de la piel del pene cómo se crean los labios menores

Después debe existir dilataciones vaginales, para que no cierre el orificio de la vagina, el cirujano es el que va a indicar los tamaños de los dilatadores.

Se pueden realizar intervenciones complementarias como:

  • Mamoplastia.
  • Tirocondroplastia o reducción de la “nuez”.
  • Reducción del mentón.
  • Feminización facial.
  • Depilación láser 
  • Implante de glúteos.
Anuncios
  • FALOPLASTIA

En esta intervención se reconstruye un pene utilizando tejidos de otras partes del cuerpo como la propia piel, abdomen, muslos o brazos. El nuevo pene permite miccionar de pie y es sensible táctil y erógenamente, aunque para poder mantener relaciones sexuales necesitará que se implante una prótesis. Una vez modelado el pene con los tejidos elegidos, se transporta a su posición final y se suturan venas y arterias a la vez que se conecta nervios del clítoris a los del pene, a la vez que el propio clítoris permanecerá oculto dentro del pene. Se prolongará la uretra con un injerto de piel de la pared interior de la vagina. Por su parte, los labios mayores forman el nuevo escroto, y una vez obtenida la bolsa escrotal se colocan implantes testiculares de silicona.

Se pueden realizar intervenciones complementarias como:

  • Mastectomía para extraer las mamas.
  • Implantes de pectoral.
  • Liposucción y lipofilling para eliminar la grasa localizada y reubicarla en otras zonas más estéticas

En ambas cirugías se les debe de dar un tratamiento médico largo. Puede ayudar en su recuperación un tratamiento fisioterapéutico que puede ayudar a disminuir la sintomatología postquirúrgica como el dolor, inflamación, edema etc. Fortalecimiento al piso pélvico y también atiende los problemas cutáneos de donde se tomaron los injertos en las diferentes áreas del cuerpo.

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario