Tuvimos la oportunidad de platicar con Ale Monraz, creadora de AM interiorismo, y nos habló sobre su experiencia dentro del ámbito del diseño, proyectos difíciles de planear y aquellos de los  cual está muy emocionada. Nos hizo saber como la pandemia la benefició como empresa y cómo  es que ella y su equipo encuentran la inspiración para crear espacios basados en la necesidad del usuario.

¿Me podrías decir quien es Ale Monraz? 

Ale Monraz es diseñadora de interiores egresada de la Universidad de Guadalajara. En el 2013  empieza mi carrera profesional. El primer proyecto fue un comedor y una sala de capacitaciones para una empresa que se llama Akron. Empiezo con una socia y en agosto del 2015 nos separamos. Yo empiezo mi primer proyecto sola, que fue un proyecto residencial. En ese tiempo, pues entre más proyectos me caían, yo contrataba a diseñadores que me apoyaran por proyecto, no tanto como con un sueldo o algo así. Literal, empecé en Starbucks, después mi mamá me ofreció un espacio en su casa y monté mi estudio ahí, en esa oficina fue cuando hice mi primera contratación ya formal (formal dentro de lo que cabe, porque yo era una persona física). Empecé con una persona, después se incluyó otra, entonces ya éramos 3 en casa de mi mamá, pero yo decía que ya tengo que volar, tengo que crecer, por lo que nos fuimos a unas oficinas y así empezó a crecer el despacho. Después viene la pandemia y justo en la pandemia nos cambiamos de oficina. Ahorita somos 11 y desde hace 2 años ya nos convertimos en una persona moral. Para mí está muy marcado agosto, porque fue en el mes en el que yo me independicé, en el 2015. Por eso siempre ponemos como que nuestro aniversario es en agosto. Alejandra empieza hace 8 años, pero ha tenido esta transición de empezar con alguien, separarse, hacerse persona física, después moral, crear una pequeña empresa y gracias a Dios tengo muy buen equipo. Realmente las primeras personas que empezaron trabajando conmigo siguen aquí.

¿Qué es lo que hace tu empresa? 

Hemos hecho proyectos comerciales, residenciales, corporativos y hospitalidad también, hemos hecho clínicas para cáncer y laboratorios clínicos. Pues ahora sí que tenemos proyectos de todo, no es como que solo nos especializamos en una en una sola rama del interiorismo, y el año pasado abrimos el departamento de arquitectura. No como tal hacemos proyectos desde cero, de hecho, nosotros tenemos colaboraciones con muchos despachos de arquitectos que nos invitan a ejecutar toda la parte de interiorismo, sino que lo hacemos para obras que necesitan alguna intervención estructural, lo que nosotros le llamamos arquitectura de interiores, porque nosotros ejecutamos aproximadamente el 85% de los proyectos que diseñamos y los ejecutamos generalmente desde obra negra hasta llave en mano. En el caso de residencial, por ejemplo, entregamos las casas con toallas lavadas, camas tendidas, ya el cliente nada más llega con sus maletas y su ropa, porque todo lo demás ya lo tiene, hasta el súper de limpieza les hacemos, por lo que la entrega se convierte en algo muchísimo más personalizado. En el tema corporativo, por ejemplo, hemos entregado proyectos con todo lo de papelería básica y cosas así. De hecho, sus computadoras se las pedimos desde antes para que nosotros las instalemos y dejemos que las pantallas ya estén funcionando. Venimos haciendo esto desde hace como dos años y medio y nos ha traído como que muy buenos beneficios, porque no cualquiera da ese plus. Nosotros no teníamos tanto residencial, hubo un tiempo que nos cayeron muchos departamentos porque Guadalajara como que últimamente ha estado creciendo mucho verticalmente y ahorita nos han estado cayendo muchas casas. El tema de la pandemia ayudó a mucha gente a darse cuenta en los espacios que vive día a día y yo era una rama que no me encantaba porque nosotros tenemos un tema, un conflicto, que nos digan decoradoras, pero ya después aprendí y yo les digo a todas las que trabajan conmigo “tenemos que entender que ultimadamente sí damos el toque final”.

¿Siempre te interesó el diseño de interiores?

Arquitectura me gustaba, pero yo siempre sabía que arquitectura no, porque yo me quería ir más al detalle. Me encanta arquitectura, sí ha estado en mis planes estudiar una maestría en  arquitectura, pero después me vuelvo a enfocar y digo no. Me encanta el toque final y, ojo, me  encanta la obra también. Platicando con mi familia, me dicen, “es que está cañón como tú sí lo  traías desde chiquita”, porque yo tenía una casa de barbies y dice mi mamá que vestía toda la casa y ya que la terminaba, me iba, ella me preguntaba si no iba a jugar y yo le decía que lo demás me aburría. Siempre lo supe, nunca tuve duda de si iba a estudiar otra cosa, tuve duda de en dónde estudiarla, porque yo no sabía que en la Universidad de Guadalajara había diseño de interiores. Entonces yo estaba buscando en Monterrey o en la Ciudad de México, y dije, pues me voy a ir a otro estado estudiarla, hasta que por azares del destino di en la UDG y cero me arrepiento.

¿Consideras a alguien como inspiración dentro del ámbito de diseño? 

Fíjate que está muy chistoso, porque desde chiquita mi abuela nos regalaba la membresía de una revista que tú quisieras todo el año y yo escogí la de AD México. Antes de entrar a la carrera vi en la revista la casa FF, del despacho Hernández Silva y me confirmo que yo quería estudiar eso.

Anuncios

Que impresionante que algo se te quede tan marcado o te haya inspirado como a que te decidieras 101% en sí estudiar eso.

En diseñadores te puedo decir muchísimos. Si me voy a México, Ezequiel Farca, Héctor Esrawe; de España, Patricia Urquiola, Jaime Hayón.

¿Cuáles son tus herramientas indispensables para diseñar?

Todo lo que nos fomente inspiración, porque nosotros nos inspiramos mucho en fotografías, en imágenes de referencia y en las muestras de los materiales. De ahí sacamos nuestros moodboards. Yo soy muchísimo de olores, diario tengo en toda la oficina aromatizantes y la música. Creo que somos un ambiente muy creativo, pues al tener un ambiente así, te basas en todas las sensaciones, en todos los sentidos. Eso es lo primero, el conocer cuál va a ser nuestro concepto, y ya después de eso, empezamos a plasmar las ideas que tenemos, con palabras que se nos vengan a la mente, con bocetos para que todo lo que traes en la mente lo puedas aterrizar, y una vez que lo aterrizas, ahora sí ya lo pasamos a la computadora, al software, hacer el plano, la distribución y los renders. Pasamos por ese proceso creativo.

¿Todo eso lo consideras tu proceso creativo? El cómo lo llevas a cabo. 

Nuestro proceso creativo surge a partir de un problema o una necesidad, entonces empezamos a analizar cuál va a ser la necesidad del usuario o cliente. No puedo hablar de un cliente en particular porque el corporativo a lo mejor son 100 personas, entonces tienes 100 clientes, así que tienes que ver cuál es la necesidad del usuario. Ya después de este periodo de análisis y observaciones, buscamos todas las vías posibles de solución al problema, o de cómo vamos a resolver las necesidades, entonces aquí es cuando empezamos a investigar y nos inspiramos en lo que te acabo de platicar, para poder hacer toda la conceptualización y es cuando nos empiezan a surgir las ideas y aplicamos nuestras habilidades para plasmar esa inspiración. Es cuando empezamos a transformar y a crear, le damos nombre a nuestras ideas y llegamos a un resultado final. Yo te puedo decir que a veces desde que entro a un espacio y el cliente aún no decide que hacer, yo ya lo tengo en mi mente, pero no se trata hacer lo que yo quiero, sino de basarme realmente en la necesidad.  

La inspiración no viene siempre, hay veces que estás súper estresado y tienes un bloqueo mental muy cañón. A mí, después de las 8:00 de la noche es cuando mi mente no recibe mensajes y no hay problemas que resolver en obra, es cuando mis ideas empiezan a fluir. Entonces sí creo que el proceso creativo también tiene mucho que ver con las emociones que estás viviendo en ese instante. Puedes estar en un momento creativo o no puedes estarlo y si no estás en ese proceso, lo tienes que crear. Por eso te decía lo de poner música que te guste, poner olor, tomar un café o un té, empezar a motivar tus sensaciones. Todo eso es lo que nos lleva al resultado final. Eso hablando en la parte de diseño porque estamos hablando del proceso creativo, pero también creo que en el momento que ejecutas algo que tú pensaste que se iba a ver muy fregón, llegas a la obra y lo quieres cambiar. También la creatividad te puede llegar cuando estás ejecutando y puedes cambiar. Yo sí te puedo decir que del render inicial que entregamos al cliente, a lo que queda, es algo y muy diferente, pero para bien.

¿Me podrías dar un ejemplo de algún proyecto que hayan hecho que te costó trabajo diseñar por carencia de inspiración? 

Un ejemplo puede ser un librero que hice, y yo desde que veía eso en el render decía que parecía un hueco, pero ese hueco estaba porque el arquitecto, en su misma creatividad, necesitaba ese elemento por fuera para que se viera bien en conjunto, pero a mí por dentro me afectaba mucho porque se veía un hueco. A los tantos meses de la obra yo no sabía qué hacer con ese hueco. A mí me encantan los libreros, entonces yo dije un librero de 6 metros. Le presenté las ideas al cliente como un mes y medio antes de entregarle la obra. Surgió de una inspiración a un mes y medio de entregar una casa. Por eso te digo que no siempre estas a lo mejor en tu auge de creatividad, pero cuando te da, la tienes que aprovechar.

Anuncios

¿De los proyectos que has hecho, cuál consideras tu favorito?  

Mi primer proyecto jamás se me va a olvidar porque fue el cliente que te dio la oportunidad sin tener experiencia. Fue el principio de un largo camino. Sabes cuál va a ser tu primer proyecto, pero no el último y eso es algo muy interesante si te pones a verlo en el ahora. Yo, que he sufrido ansiedad los últimos años, leí un libro que se llama El poder del ahora y desde ahí entendí que el mejor proyecto es el que estás haciendo ahorita. No te puedo decir que tengo un favorito porque sería menospreciar los otros y todos los tengo en mi mente, el otro día me puse a sacar cifras y aproximadamente hemos hecho 22 de uno 25 de otros y 30 de otros diseños y ejecuciones, y de todos me acuerdo porque fueron importantes ya que los errores o aciertos de cada uno me fueron llevando a lo que sabemos ahorita. Mi actual proyecto es una casa en Guadalajara que está en obra negra porque el arquitecto ejecutor le quedó mal al cliente, entonces nos preguntó si nos animábamos a hacer el proyecto, y la terminamos. La vamos a entregar igual con llave en mano. Ahorita es mi favorito porque es el del momento y ha sido un reto durante un año.

¿Y cuál consideras el proyecto más difícil? 

Uno que fue complicado, por ejemplo, es una clínica que hicimos, el Instituto Oncológico Nacional. Es una clínica de cáncer y fue investigar sobre la enfermedad. Es un tema que creo que todo mundo intentamos no tener en nuestras vidas, es una enfermedad a la que todo ser humano le tiene miedo. Cuando empiezas a investigar, es conocer pacientes que lo tuvieron, saber que también tiene una cura. Nos metimos como a un tema de investigación bien cañón que era, ¿Qué vive el paciente?, ¿Qué viven las familias? y ¿Qué vive el doctor? Entonces, es como como meterte en el papel, hablamos con enfermos, con familiares y con los doctores e intentamos hacer una clínica que en la que te sintieras lo más que pudieras en tu casa, que entraras como a tu cuarto, donde te van a dar quimio y te sintieras cómodo porque es un proceso complicado. Eso en la parte del paciente, pero también eran oficinas, entonces era ver cómo interactúa el doctor con el paciente. El tema médico es complicado porque implica muchísimas normas y aparatos, por ejemplo, cada quimio está en un refrigerador y necesitábamos saber qué pasa si este refrigerador falla. Son cosas entre técnicas, de investigación y de sentimientos bien fuertes. Eso en complejidad te puedo decir que fue un tema muy difícil que hemos vivido como despacho, pero no tanto en obra sino en proceso de planeación.

¿Tienes alguna colaboración con la que sueñes? Con alguna persona o empresa. 

Me encantaría hacer una colaboración con algún despacho de otro país. Te puedes ir obviamente con todos los diseñadores que te mencioné que admiro, me gustaría hacer una colaboración ellos, pero si fuera como un despacho de otro país estaría fregón, porque cada país su sistema constructivo es diferente, entonces sería como un reto.

¿Tienes algún hobby?, algo que no sea diseño o trabajo. 

Es que yo no digo que trabajo, para mí realmente lo que hago, mi mayor hobby, es diseñar y tan es así, que de verdad lo hago 24/7 y si puedo 365 días del año, pero sé que también no es sano. Yo siempre digo, si lo que hago es un trabajo, entonces yo trabajo para viajar porque después del interiorismo, mi mayor hobby es viajar, conocer otras culturas, otra gente, otros países y otras ciudades. Realmente mis momentos que yo digo que no voy a trabajar, es porque estoy viajando, y aún viajando resuelves temas del trabajo, porque la primera semana me cuesta desprenderme y a la segunda dices, voy a disfrutar lo que estoy viviendo ahorita, porque voy a regresar y los problemas van a seguir ahí.

Anuncios

¿Cómo te visualizas a ti y a tu empresa en unos 10 años? 

Siempre siento que tengo mis metas muy claras, pero él 10 años me cuesta, porque sientes que es muchísimo tiempo. Me visualizo con un despacho mucho más grande y no necesariamente tiene que ser en el sentido de muchas más personas, no, creo que tiene que ser una solidez en cada departamento, una empresa institucional, como que los departamentos estén súper bien establecidos y funcionando solos. Yo me veo con mucha más gente, sí, pero siendo una de las firmas más importantes de México, espero, y si no, como ya que el nombre empiece a pesar a nivel nacional, y como te digo, si se pueden hacer colaboraciones con otros países estaría fregón, así como te puse el ejemplo de Joaquín Homs, decir que una mexicana sea reconocida a nivel a nivel mundial.

El interiorismo va más allá de decorar un espacio, se trata de entender lo que tu usuario quiere y necesita, y gracias a Ale Monraz, ahora entendemos que tan grande puede ser un proyecto de interiorismo y cuales pueden ser los obstáculos con lo que te puedes atravesar. AM interiorismo sigue creciendo y va a crecer en grande. Te dejamos sus redes sociales para conocer más de sus proyectos.

Instagram: @alemonraz.interiorismo | Página web: alemonraz.mx

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario