El accidente ocurrido la pasada noche del 3 de Mayo en la estación Olivos de la línea 12 del metro el cual dejó una gran cantidad de personas sin vida y otros tantos heridos, hasta el día de hoy sigue siendo una tragedia muy comentada, las labores tanto de peritaje, recolección de escombros, entre otras actividades ya comenzaron, incluso ya se ha mandado transporte de ayuda para los miles de usuarios que ocupan esta línea a diario como RTPS, turibuses, metrobuses, entre otros, para las personas que viven de este lado del sur-oriente de la ciudad es raro ver estos transportes por las avenidas principales, pero es la nueva realidad desde el día del siniestro y sin fecha de término por el momento.

  • Creadora de Imagen: Elizabeth Ordoñez.

Pero aquí no termina todo, comienza otro gran pesar para estos miles de usuarios que ahora debes de tomar otras rutas, otros transportes para llegar a sus casas, escuelas o trabajos, dos horas en el tráfico, largas filas para abordar un autobús, microbuses, compitiendo por el pasaje y destinar más dinero al transporte, son algunas de las consecuencias colaterales para habitantes de Tláhuac, Iztapalapa y algunas entidades del Estado de México.

La línea 12 del metro que va desde Tláhuac hasta Mixcoac era una maravilla para todos los que vivimos de este lado, era nuestra conexión con el resto de la Ciudad, en menos de una hora recorrías toda la línea, ahora sin metro la gente se hace dos horas o más para llegar a sus destinos y sin contar la cantidad de dinero que ahora se deben gastar a diario en pasajes, he visto mucho esta frase en redes sociales y la comparto porque es una realidad “Vivir en Tláhuac es despertarte a las 4:00 a.m. para llegar a las 7:00 a.m. a tu trabajo».

Anuncios

De acuerdo con un estudio realizado por la organización World Resources Institute (WRI) en México en 2018, el 20% de los habitantes con menores ingresos se concentran en las alcaldías Tláhuac, Iztapalapa, Xochimilco y Milpa alta, justo demarcaciones por donde corre esta línea que se hizo justamente para conectar a esta zona con las demás y quitar un problema de transporte, ahora la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, considera la posibilidad de abrir el tramo subterráneo entre Mixcoac y Atlalilco, donde existen más opciones de transporte, las 11 estaciones del tramo elevado hasta la terminal Tláhuac, donde viven las personas con menores ingresos, no tienen fecha de reapertura, por lo tanto no hay mucha solución.

Y finalmente otra problemática a la que se enfrentan día a día usuarios de la nueva movilidad es la delincuencia, tristemente esta no podía faltar, porque ni las peores tragedias dejan pasar, vecinos y pasajeros han reportado que personas en diferentes puntos de las rutas han subido a asaltar a mano armada, despojándolos de celulares, carteras entre otros valores más, lo único que piden los usuarios es vigilancia, que si el gobierno apoya con estos transportes que igualmente apoye con vigilancia en las calles por donde estos pasan y puedan sentirse un poquito más seguros en su trayecto.

Anuncios
Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario