Martín Saracho, actor Mexicano formado por la escuela de artes escénicas “Casa Azul”. Ha formado parte de diferentes proyectos en televisión, teatro y cine. Nos viene a contar sobre su participación en la exitosa serie ¿Quién mató a Sara?, una producción para Netflix que contiene dos temporadas, la cual se encuentra en el #1 más vista alrededor del mundo.

Para comenzar nos comparte como inicio en el mundo de la actuación y como inicio.

Desde muy chiquito siempre estuve actuando en obras hechas por mí con mi familia y con mis primos, como que siempre había querido actuar, en el 2014 me mude a la Ciudad de México, yo soy de

, entonces me mudé acá para estudiar la carrera de actuación, me gradué en el 2017 y a partir de ahí empecé a trabajar en teatro, en televisión, algunas participaciones en cine y pues así, así empecé.  

¿Qué es lo más difícil que has hecho para seguir en esta carrera?

Yo creo que aprender a aceptar los “No”, cuando no te toca un proyecto, cuando te rechazan, como que tienes que aprender a verlo normal, simplemente saber qué proyecto si es para ti, cuál no y aprender a aceptar que muchos de los que tú quieras no serán para ti y creo que eso te hace estar en una carrera de resistencia, seguir y aguantar, creo que eso ha sido lo más difícil de esta carrera, el aguantar, sobre todo las épocas en las que no estás en algún proyecto, que no estás trabajando, seguir y seguir y no quitar el dedo del renglón.

¿Cómo ha sido tu experiencia en la televisión?

Pues lo primero que hice fue una participación en una serie que se llamó “Yo soy yo”, después estuve en “La Usurpadora” y en 2019 hice “El Club” de Netflix y pues como que vas agarrando el ritmo, creo que lo más especial de la televisión además del alcance que tiene, el ritmo que van las grabaciones creo que eso también muchas veces en la escuela no te enseñan a que tienes que entrenarte para ir al ritmo que va la televisión, me tocó aprenderlo ya trabajando y pues si es un ritmo bastante rápido, vas lo más rápido posible siempre porque pues el tiempo es dinero y pues las series son muy largas de grabar, es como lo más difícil de la televisión y pues bueno, he tenido suerte de estar en distintos proyectos y siempre es lo que más se agradece, y creo que el tiempo es lo que más juega en contra con la televisión.

En el teatro, ¿Cómo es la experiencia?

En teatro también me ha tocado estar con distintos directores y cada uno va teniendo su forma de trabajar, pero la mayoría de las veces antes de empezar a montar una obra de teatro se hace un profundo análisis de texto y estas en lecturas durante un tiempo como para comprender bien el texto, tenerlo lo más afianzado posible, ya después pasa al trabajo de montaje, depende el proyecto se tarda unas semanas o meses para lograr el resultado final que quieren montar en la obra y pues eso te permite mucho crear un ambiente de equipo, los llegas a conocer un poco más y pues al final el teatro es repetición, entonces mientras más ensayo exista, mejor será el resultado. En la última que estuve se llama “Estúpida historia de amor en Winnipeg” dirigida por Sebastián Sánchez, ahí éramos muy pocos actores y fue muy bonito, disfrutas más tu personaje a diferencia de la televisión por cuestiones de tiempo.

Anuncios

¿En el cine cómo ha sido tu experiencia?

En el cine he participado en algunos cortometrajes y he tenido participaciones pequeñas en películas que ya se han estrenado, hice una que está en postproducción que es mi primer personaje principal en una película que se llama “Seré breve al momento de morir”, estamos esperando a que esté lista y poder dar noticias de cuando se estrenará y pues bueno, yo también tengo una faceta de escritor y director, hice hace un tiempo dos películas que están ahora en postproducción también, que espero pronto puedan estrenarse.

Hablando de tu proyecto más reciente que es “¿Quién mató a Sara?”, cuéntanos ¿Cómo fue que te enteraste del casting y cómo te quedaste con el papel?

Me enteré del casting por mi agencia a finales del 2019, me mandaron un casting para el personaje de “Rodolfo” y el de “Chema”, yo estaba fuera de la ciudad y no alcancé a mandar el casting, lo mandé demasiado tarde y pues perdí la oportunidad, entonces yo ya estaba todo triste de que no me había quedado en el proyecto, entonces un par de semanas después me vuelve a marcar mi agencia y me dicen que me quieren ver para otro personaje, pero como yo no me había quedado en el proyecto y no estaba trabajando, me rape, entonces así hice el casting y lo mandamos y como a los dos días me avisaron que me quedé en el personaje de “Nicandro” y pues feliz, al principio estaba como nervioso porque entre muy al final al proyecto, ya todos habían estado en lecturas, hablando con el escritor, con el director y pues bueno yo me uní casi casi a punto de empezar a grabar y pues hice un clic muy bueno y la pasamos increíble y así fue como llegué a “Nicandro”.

Platícanos de “Nicandro”, tu personaje

Es el mejor amigo de “Rodolfo” que lo interpreta Andrés Baida, “Nicandro” está presente el día del “accidente” entre comillas de “Sara” y pues presencia todo lo que sucede, en la primer temporada lo vemos bastante misterioso, casi que ni aparece, de pronto en unas escenas nada más, y más que cumplir una función, plata muchas preguntas en el espectador de ¿Por qué está ahí?, ¿Él estaba ahí?, ¿Por qué no sabemos nada de él? Y pues bueno, en la segunda temporada viene a saberse un poco más de Nicandro y con su ayuda también podemos descubrir un lado muy oculto de “Sara”, que para mí es una de las preguntas más importantes de la segunda temporada ¿Quién era Sara? Y porque muchas personas estaban en su contra, entonces “Nicandro” viene a responder un poco de esas preguntas, a mostrarla sin una máscara.

¿Cuál fue el reto al interpretar a “Nicandro”?

De pronto tiene unos desplantes como de niño mal educado, un chavo muy mimado y ese fue el reto, cómo lograr a ser un personaje así tan grosero de pronto con las personas, fuera de alguna manera encantadora o que pudieras entender un poco su contexto y no juzgarlo tanto, creo que eso fue lo más difícil, fuera de ahí, la verdad es que el guión estaba bastante perfecto, como creando el personaje, entonces al leerlo ya se va creando esta energía de lo que voy pensando que es el personaje y pues prácticamente el papel se va regalando el personaje, creo que fue un poco difícil dejar a un lado mi juicio de Martín y decir: «Ay, que chamaco grosero» y poder disfrutar estar en sus zapatos y pues contar su lado de la historia, es bastante interesante este tipo de personajes, nunca me había tocado uno tan así como “Nicandro”.

Anuncios

¿Qué sientes que en el proyecto donde estás, esté en el #1 alrededor del mundo?

Es de lo más gratificante, siempre que haces un proyecto sientes la emoción y quieres que le vaya lo mejor posible pero creo que yo por lo menos nunca me imaginé que fuera a estar en los primeros lugares en muchos países tan rápido y pues se siente muy bonito, como un abrazo de cariño, porque la gente te escribe de todas partes del mundo, te felicita o te odian un poco por tu personaje pero es parte de, creo que el alcance que tiene Netflix es único y es muy bonito cuando tu trabajo puede verse en todas partes del mundo, eso es de lo más gratificante que puede pasarte como actor, al final estamos trabajando para el público y estamos contando una historia y que reaccionen así, si es un gran abrazo al corazón.

Nos platica un poco de sus próximos proyectos

Ahora en verano se estrena una serie que se llama “Amarres” protagonizada por Gabriela de la Garza, Hugo Catalán, Juan Pablo Medina, Alicia Jaziz y un servidor, está muy linda, se estrena por HBO Max pero aún no hay fecha exacta, también estoy grabando otra serie, pero de esta aún no puedo dar información, así que estén pendientes. Y pues mis películas que espero pronto se estrenen.

Redes sociales:

Instagram: @martinsaracho

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario