Todos conocemos los famosos centros de diversiones, pueden ser desde los que se ponen en la vía pública aprovechando ferias o festivales del municipio o pueblo, hasta los que ya están establecidos en un lugar. Sabemos que los niños, jóvenes y adultos se reúnen ahí para pasar un buen rato entre amigos o familia. El fin de éstos, es brindar diversión pero de la mano con la seguridad de todos los usuarios. Pero, ¿Qué sucede cuando esto no ocurre?

Hace poco tiempo, se dio a conocer el caso en el que Leonardo, un niño de 13 años, perdió la vida en uno de los parques más representativos de nuestro país; el Parque Xenses de Grupo Xcaret. El personal del parque no tuvo las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad, al dejar abierta la tapa de un filtro que succionó la pierna de Leonardo manteniéndolo debajo del agua, debido a esto, falleció al día siguiente.  No conforme con la pérdida que tuvieron sus padres, la fiscalía no les entregaba el cuerpo hasta que los obligó a firmar un perdón para dicha empresa. 

Si bien es cierto, los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento y en cualquier lugar, pero esto fue culpa totalmente del parque, pues su deber es llevar a cabo todas las medidas de seguridad dentro de sus instalaciones para evitar estas tragedias. Después de lo ocurrido en 2019 en la Feria de Chapultepec, cuando uno de los carritos del juego “Quimera” se descarriló y cayó de una altura aproximada de 10 mts dejando como saldo que 2 personas perdieran la vida y 5 heridos, debió ser un llamado a todos aquellos que tienen en sus manos la seguridad de éstos parques de diversiones, el darle el debido mantenimiento a sus atracciones  y asegurarse de cumplir con el protocolo de seguridad es algo que no es opcional. Ambos casos exponen la falta de atención que el personal le dio a la seguridad de dichos parques. 

Anuncios

El castigo que obtuvo la Feria de Chapultepec, fue el cierre de ésta y la concesión a otra empresa para formar “ Aztlan” ¿Cuál será el de Parque Xenses?

Escrito por:zeromagazinemx

Deja un comentario