¿POR QUÉ LAS FAJAS ESTÉTICAS SON TU PEOR ENEMIGO?

El uso de fajas estéticas es algo muy típico para estilizar la silueta, debido a que con el paso del tiempo y por diversos factores se va modificando la tonicidad de la piel y músculos.

Para poder entender por qué las fajas no son la mejor opción para buscar estilizar la silueta, se debe saber cual es el problema de raíz que es la flacidez abdominal y no es más que una alteración de los tejidos de la piel caracterizada por la pérdida de tono y elasticidad de la musculatura y tejidos cutáneos abdominales. Suele ser consecuencia del envejecimiento cutáneo, aunque también se puede observar después de los embarazos, cambios bruscos de peso, menopausia precoz, obesidad o sobrepeso, enfermedades muy debilitantes, mala alimentación o debido a la falta de ejercicio físico.

Se manifiesta por una falta de tono y elasticidad de los músculos como el transverso del abdomen, rectos abdominales, oblicuos abdominales. La falta de tono muscular se aprecia por una desconexión entre la musculatura y la piel que la recubre.

Aunque sea demasiado la flacidez que se presenta no es recomendable usar las fajas, ya que al usarlas se sigue perpetuando el problema debido a que puede agravar la asimetría abdominal debido a que impide la contracción natural de los músculos abdominales y disminuye el diámetro de esas fibras musculares favoreciendo así a la debilidad creando la flacidez, la fajas dan sólo un efecto momentáneo, pero dejando consecuencias negativas, se puede decir que su uso es “un círculo vicioso”.

Anuncios

Otra de las consecuencias negativas es que perjudican la respiración por la presión continua que se hace impidiendo la expansión de la caja torácica en la espiración, impide el movimiento eficaz del diafragma que es el principal músculo de la respiración. Perjudicando también el proceso digestivo, por la presión continua al estómago e intestino impidiendo los movimientos peristálticos que son necesarios para este proceso.

Causan mala circulación sanguínea por la misma presión que se aplica a los vasos sanguíneos, dificultando que la sangre llegue a todos los tejidos de una forma eficiente pudiendo causar así inflamaciones.

Existen métodos que ayudan a tratar el problema, como el uso de la electroterapia, la diatermia y el ejercicio más centralizado en la musculatura del core, que pueden usarse ambos para tener mejores resultados apoyados de un plan nutricional, en casos muy graves de la flacidez abdominal por embarazo o por una pérdida de peso grande la mejor opción es un procedimiento de cirugía estética en el que se corrigen los defectos del abdomen, tanto en la piel, como en la grasa y la musculatura de esta forma se mejora su aspecto, se recomienda que después del procedimiento se siga un plan de electroterapia y fortalecimiento del core, para su mayor recuperación y resultado.

  • DIATERMIA: favorece la penetración de sustancias profundas, por medio de ondas electromagnéticas que provoca una hipertermia profunda que favorece la vascularización del tejido y por lo tanto los procesos metabólicos. 
  • Mejorar la elasticidad de la piel al promover el acortamiento de las fibras de colágeno y elastina debido a la elevación de la temperatura en el tejido tratado, lo cual conlleva a una compactación de dicho tejido.
  • EJERCICIOS DEL CORE: El core, es una parte clave de nuestro cuerpo. Este conjunto de músculos resulta fundamental para aportar estabilidad, controlar nuestra la postura, ayudan a combatir la falta de tonicidad a nivel muscular se debe fortalecer desde la musculatura más profunda que es el transverso del abdomen que es también llamado como la “faja fisiológica”, hacia la musculatura superficial donde se tiene a los rectos abdominales y oblicuos abdominales, mejorando directamente a la tonicidad de la piel estos van dirigidos a recuperar el tono y la fuerza del músculo transverso abdominal faja muscular que rodea la cintura abarca la pared abdominal y los músculos oblicuos internos abdominales inferiores.
Anuncios

Deja un comentario