ERRORES MÁS COMUNES AL TRATAR UNA LESIÓN

En la medicina deportiva y la rehabilitación de lesiones agudas un tema de mucha controversia es: si es bueno el uso del hielo o no.

A lo largo de los años la forma de tratar las lesiones en rehabilitación se renueva constantemente por los avances y estudios científicos han demostrado que los métodos que antes se usaban ya no son tan efectivos y que muchas veces pueden ser más perjudiciales para la lesión.

Una realidad es que casi todos cuando sufre una lesión, como por ejemplo un esguince de tobillo (lesión leve de ligamentos), lo primero que se viene a la mente es colocar una bolsa de hielo, ponerla en la articulación e inmovilizar por un par de días. Estas 2 costumbres son muy utilizadas en el tratamiento de las lesiones agudas, pero la pregunta sería ¿Este tipo de intervenciones son las más adecuadas de acuerdo con las últimas investigaciones?

En 1978 el Dr. Gabe Mirkin realizó el primer protocolo de tratamiento para lesiones agudas con el método RICE (Rest, Ice, Elevation. Descanso, hielo, compresión y elevación). El uso del hielo en su método era minimizar la inflamación para acelerar la curación de los tejidos, fue muy utilizada hasta que avanzaron las investigaciones y 20 años después se le agregó al acrónimo la letra P (Protección) para formar lo que fue PRICE, 14 años después fue sustituido por POLICE: (Protection, Optimal Loading, Ice, Compression, Elevation. Protección, carga óptima, hielo, compresión y elevación), en el 2019 apareció  el método PEACE & LOVE: (Protection, Levation, Avoid anti- inflams, Compression, Education, Load, Optimism, Vascularisation, Exercise. Protección, Elevación, Evitar antiinflamatorios, Compresión, Educar, Carga, Optimismo, Vascularización, Ejercicio).

Es evidente que los estudios más actuales quitaron el uso del hielo y el descanso, el Dr. Mirkin llegó a la conclusión después de muchos años que la inflamación es un proceso necesario para una buena recuperación en el tejido ya que provoca que la producción de macrófagos que liberan la Hormona Factor de Crecimiento (IGF-1) que provocan la curación destruyendo el tejido dañado, por eso si se aplica hielo se impide la liberación de la IGF-1 provocando un retraso en la curación del tejido que puede ocasionar que se forme en una lesión crónica.

Ahora hay que recalcar que en ocasiones esta regla puede modificarse cuando hay lesiones muy graves o en circunstancias en las que la hinchazón sea tanta y por tanto tiempo, que provoqué un edema, este fenómeno es muy perjudicial ya que aplica una presión sobre los tejidos restringe el movimiento, disminuye la función muscular y puede aumentar el dolor, causando un retardo en la recuperación. En estos casos, el hielo puede ser un beneficio, pero su objetivo no es evitar la hinchazón sino evitar su alcance.

Anuncios

En cuestión al descanso después de una lesión va a depender también de que tipo de tejido se lesionó (ligamento, músculo, tendón o hueso) y que grado de lesión existe. Es indiscutible que en una fractura debe existir un período de reposo absoluto para que se pueda recuperar el tejido, pero en esguinces de grado bajo (lesión de ligamentos) no se recomienda mandar reposo absoluto, porque no sólo afectará a los ligamentos, también llega a afectar a la musculatura cercana por esa inactividad, lo mejor es buscar una carga óptima que irá adaptando a los tejidos dañados para regresarlos a una función pero de una manera eficaz donde esa buena adaptación y preparación permitirá que no existan recidivas, que es algo que se ve mucho en lesiones como esguince de tobillo, donde uno de los factores de la mala recuperación es el reposo prolongado, esa carga debe de ir de menos a más. Este método de carga óptima también se aplica para desgarres musculares de grado bajo o tendinopatías.

Por eso es importante acudir con un profesional para que haga una correcta valoración y ver qué es lo que ayudará más en cada caso particular, para que se pueda llegar a tener una buena recuperación.

Deja un comentario