SUPLEMENTOS ALIMENTICIOS

Los suplementos son productos a base de hierbas, extractos vegetales, alimentos, etc. Que se pueden presentar a través de formas farmacéuticas, cuya finalidad de uso es incrementar la ingesta dietética.

Los suplementos alimenticios no necesitan aprobación antes de ser comercializados. 

No deben estar dirigidos a prevenir, aliviar, o curar algún trastorno o enfermedad. Sirven para incrementar, complementar o suplir algunos componentes de la dieta. Es importante mencionar que ningún suplemento puede reemplazar un tratamiento médico.

Anuncios

Respecto algunas creencias erróneas sobre los suplementos, cabe mencionar que:

  • No son un producto dirigido para curar alguna enfermedad. 
  • No sirven para bajar de peso o combatir la obesidad y sobrepeso. 
  • No son de uso farmacéutico.

Algunas de las ventajas que tiene el consumir un suplemento alimenticio son: reforzar las defensas, son prácticos de digerir, complementan, equilibran la malnutrición y tienen una gran variedad de precios.

Dentro de las desventajas encontramos: posibles efectos secundarios, existen suplementos de mala calidad, pueden tener interacciones negativas con los medicamentos, puede existir un abuso de consumo y riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y desarrollo de cáncer. 

Es importante acudir con un especialista para poder tomar suplementos alimenticios, de no ser así, podría causar un daño a nuestra salud.

Deja un comentario