Reglas del maquillaje que puedes romper

Hace muchos ayeres a una serie de personas se les ocurrió hacer reglas “básicas” donde nos explicaban lo que debíamos o no hacer con nuestro maquillaje. Y si me hubieran preguntado antes de la pandemia si planeaba seguirlas probablemente les hubiera dicho que sí, que así es como se debía hacer. Pero mucho ha cambiado durante este tiempo y una de las perspectivas que más han cambiado para mi y para muchos me atrevo a decir, es la perspectiva que tenemos alrededor del maquillaje.

Estas reglas que nos han impuesto durante tanto tiempo nos deja en una zona de confort en un época donde el maquillaje y la belleza gira entorno de la individualidad, la creatividad, la libertad y el experimentar con colores y texturas.

 Así que ¿por qué no rompemos algunas?

  • Si tu subtono de piel es cálido no puedes usar colores fríos y viceversa.

La realidad es que el contraste que se crea al utilizar colores contrarios al subtono de tu piel puede crear una armonía bellísima, la cuestión es saber cuánto y cómo colocarlos correctamente por lo que te recomiendo empezar de a poco e ir subiendo la intensidad hasta donde te sientas satisfecha con el resultado final.

  • El corrector debe de ser de dos a tres tonos más claros que tu tono de piel.

La clave para cubrir las imperfecciones es utilizar un corrector del mismo tono de tu piel, ya que aplicar un corrector más claro a dichas imperfecciones puede atraer más atención y complicarte el proceso de difuminarlo con tu base.

Anuncios

  • El color que utilices en el párpado debe de ser el mismo que el que apliques en la línea inferior. 

Romper esta regla fue tendencia en los 80s y como toda moda está regresando, además es una manera bastante moderna para atreverte a utilizar colores sin que sea too much. Lo que te recomiendo es aplicar colores con el mismo subtono para que sea cohesivo.

  • Contorno con forma de 3. 

El contour busca estilizar y realzar partes del rostro para favorecerlo. Y aquí es donde aplica la famosa frase de “lo que le puede funcionar a una puede que a otra no” porque todas tenemos, no solo la forma de nuestro rostro diferente, sino también facciones diferentes.

Deja un comentario