Bienestar

¿POR QUÉ NOS CUESTA TRABAJO COMENZAR UN HÁBITO?

Un hábito se caracteriza por ser el resultado de una acción que repetimos frecuentemente de forma automática. Si somos conscientes, nuestra rutina resulta estar llena de hábitos y costumbres, como, por ejemplo, el hecho de lavarnos los dientes durante el día, asearnos, ordenar nuestro espacio de trabajo, etc.

Anuncios

Según investigadores, “los hábitos representan aproximadamente el 40% de nuestros comportamientos en un día determinado”. Es decir, casi la mitad de lo que hacemos a lo largo del día, lo repetimos de forma automática porque siempre lo hemos hecho así. Cuando realizamos una actividad nueva nos cuesta mucho trabajo, por ello tenemos que tener en cuenta la motivación, el esfuerzo y compromiso personal. 

Se ha comprobado científicamente que el cerebro siempre busca la forma de ahorrar esfuerzos y para eso se la pasa buscando y detectando las rutinas que hacemos. Una vez que las identifica, las convierte en hábitos, de esa manera no solo ahorra energía, sino que, además descansa. Lo interesante es que una vez que se conforma un hábito, desaparece de la conciencia.

Anuncios

El cerebro se hace cargo y el proceso se automatiza y nunca llega a desaparecer. Queda grabado en las estructuras de nuestro cerebro, lo cual es una gran ventaja o desventaja para nosotros, dependiendo del hábito que hayamos adquirido.

Photo by Gabby K on Pexels.com
Anuncios

Somos lo que hacemos repetidamente. Una rutina diaria creada con buenos hábitos, puede ser la diferencia que separa a las personas exitosas de los demás.

El proceso de cambio de un hábito lleva entre un mes a dos meses de trabajo. Para ser exactos entre 21 y 66 días, dependiendo del compromiso, la persistencia y el interés que uno le ponga. La formación de un nuevo hábito, no implica la desaparición del anterior.

Todos los hábitos, sean buenos o malos quedan en nuestro cerebro. Eso explica porque podemos pasear en bicicleta después de muchos años de no hacerlo. Podemos reactivar un viejo habito sin inconvenientes- No se erradican, sino que se sustituyen por otros, hasta utilizar el anterior de nuevo.

Anuncios

Si quieres iniciar un proceso de cambio, lo primero es hacer una introspección, tomar conciencia sobre qué tipos de hábitos que tienes, cuáles te apoyan y cuáles no te dejan avanzar, ya que para que exista un cambio personal, tiene que haber un cambio de hábitos. Así, sabrás con facilidad qué hábitos quieres y eliges adquirir, cuales vas a potenciar y cuales eliminar.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: