salud

ENFERMEDAD DE CROHN

La enfermedad de Crohn no tiene cura, pero es posible tener una buena calidad de vida y realizar actividades cotidianas de manera funcional, conoce más acerca de ella.

Anuncios

Por: Esther Solano Padrón

Fisioterapeuta

https://www.facebook.com/esther.solano.988

https://www.instagram.com/esthersolp/

La enfermedad de Crohn es crónica y se caracteriza por la inflamación del tracto digestivo en cualquier punto de su extensión, suele afectar más comúnmente el intestino, de los casos diagnosticados, 35% afectó el íleon (la última porción del intestino delgado), 20% el inicio del intestino grueso, y el 45% ambas porciones, por lo que es conocida también con el nombre de enfermedad inflamatoria intestinal y suele afectar todo el grosor del intestino.

Se desconoce la causa exacta, sin embargo, entre los factores de riesgo se encuentran ambientales, genéticos, tabaquismo y reacciones exageradas del organismo a bacterias normales. Se ha detectado cierta relación con un mal funcionamiento o deficiencia en el sistema inmune de las personas que la padecen, por lo que se cree que es de tipo autoinmune. Esto se manifiesta mayormente entre los 15 y los 35 años, aunque puede presentarse a cualquier edad.

Al presentarse la inflamación, una o más capas de las paredes del intestino pueden engrosarse produciendo síntomas como: dolor abdominal tipo “calambres”, diarrea, pérdida rápida de peso, náuseas, fiebre, fatiga, dolor articular, sangre en las heces, úlceras en la boca, pérdida de apetito deshidratación y anemia. En casos menos frecuentes se detecta inflamación articular, de los ojos y la piel, del hígado o vías biliares, y en el caso de los niños puede retrasar su desarrollo.

En algunos casos, sobre todo en etapas tempranas, los síntomas pueden aparecer y desaparecer de manera súbita y presentarse en intervalos intermitentes irregulares, pero con cada episodio, van quedando secuelas, por lo que mantener una revisión periódica es importante.

Anuncios

Otras complicaciones que pueden presentar las personas con enfermedad de Crohn son muy variadas, pero entre las más comunes se encuentran:

  • Obstrucción intestinal por la inflamación de la pared, esto reduce el espacio (la luz) por donde pasa el bolo alimenticio.
  • Úlceras que pueden presentarse en la boca, en el tubo digestivo o en el ano y la zona perineal, incluso pueden llegar hasta una perforación en estados más avanzados.
  • Fístulas (conexiones anormales de partes del cuerpo anormales), estas aumentan el riesgo de formación de abscesos y de infecciones que podrían poner en riesgo la vida.
  • Desnutrición provocada por el mal funcionamiento del intestino, este absorbe menos nutrientes (malabsorción) y esto combinado con la falta de apetito suele ocasionar la pérdida de peso.
  • Cálculos renales o biliares, que se forman cuando no hay una correcta evacuación.
  • Cáncer de colon, el riesgo aumenta en personas con afección en el intestino grueso.
Anuncios

Para realizar un diagnóstico, además de los antecedentes personales de su historia clínica y el examen físico, se pueden realizar una amplia gama de pruebas como son las pruebas de sangre, de heces, colonoscopia, endoscopia, tomografía, resonancia magnética, rayos x de contraste con solución de bario, gammagrafía con leucocitos, etc., dependiendo del criterio del médico.

Se puede tratar con medicamentos, para controlar la inflamación, para controlar la reacción del sistema inmune y para regular la proliferación de bacterias en el intestino. Una alternativa quirúrgica es la resección intestinal (remover) la parte afectada del intestino, pero esto muchas veces genera otro tipo de complicaciones, que hay que tener en cuenta. Es el médico quien determina si es una opción viable para el paciente, sobre todo, si existen perforaciones que pongan en riesgo la vida.

Anuncios

Otra opción quirúrgica es la proctocolectomía (extirpar el recto y una porción del colon) y se une el intestino restante a un orificio en el abdomen y se coloca una bolsa para recolectar las heces o se conecta directamente con el ano.

Estos pacientes deben realizar cambios en sus hábitos alimenticios, suelen ayudarles los complementos líquidos o en algunos casos se puede optar por la alimentación por vía intravenosa para que el intestino descanse (sobre todo, después de la cirugía), pero dado que es una condición de por vida, lo ideal es acudir con un nutriólogo para que una mejor orientación, para controlar su peso y mantenerse lo más estables posible.

Anuncios

La fisioterapia puede ayudar a estos pacientes a disminuir el dolor, a través de cinesiterapia, electroterapia, hidroterapia, también ayuda a los pacientes después de su cirugía, para evitar adherencias y también a tener una mejor cicatrización. Esto es importante, porque muchas veces si la piel no cicatriza de manera correcta, puede limitar la capacidad de movimiento, y esto puede evitarse de manera eficaz con fisioterapia.

Anuncios

Se estima que en aproximadamente el 10% de los casos, esta enfermedad produce limitaciones graves, por lo que es posible tener una buena calidad de vida y realizar actividades cotidianas de manera funcional para el resto. Es importante consultar siempre a profesionales de la salud, para tener los mejores resultados.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: