salud

TÓCATE, CHÉCATE, ¡SALVA TU VIDA!

Anuncios

Por: Victoria Medina

El mes de octubre se ha establecido para promover la sensibilización y concientización del cáncer de mama, que es una de las principales causas de muerte entre las mujeres mexicanas. Pero este no es un padecimiento exclusivo de las mujeres como se podría pensar, pues aunque en mucha menor proporción, los hombres también pueden verse afectados.

La importancia de la detección oportuna radica en la posibilidad de ofrecer un tratamiento curativo para quien lo padece, ya que cuando es diagnosticado en etapas más avanzadas se vuelve más complicado ofrecer un tratamiento curativo, lo que disminuye la posibilidad de sobrevivir. Aumentar esta supervivencia puede llevarte sólo unos minutos al mes para realizar una autoexploración de tus senos.

Al ser un tipo de cáncer muy frecuente, constantemente se están realizando investigaciones y estudios para conocer más sobre él y la manera de atacar, a pesar de eso, no se han podido definir por completo cuáles son las causas que llevan al desarrollo de esta patología. Estos estudios han encontrado que un factor de riesgo importante es la genética, es decir, es más probable que puedas desarrollar cáncer de mama si alguien de tu familia lo ha padecido.

Otro factor de riesgo importante es la obesidad y el sedentarismo, posiblemente por el papel que juegan las células grasas en el mecanismo hormonal del estrógeno, pues entre más células grasas periféricas estén presentes mayor será la conversión de enzimas a estrógeno, lo que incrementa la concentración de esta hormona en el cuerpo y, asimismo el riesgo de padecer cáncer de mama hormonal. La obesidad cobra aún más importancia como factor de riesgo en las mujeres después de la menopausia.

Anuncios

También se han definido como factores de riesgo el uso prolongado –más de 5 años– de anticonceptivos hormonales, así como el uso de hormonas de reemplazo durante la menopausia. La menarca (primera menstruación) antes de los 12 años, tener la última menstruación después de los 52 años, no tener hijos, tener un primer hijo después de los 30 años, no amamantar, fumar y consumir más de 15 gramos de alcohol al día también se han visto como factores de riesgo.

Esto puede resultar abrumador, pero no tienes que asustarte pues que presentes uno o más de estos factores de riesgo no significa que vas a tener cáncer de mama, sólo que debes poner atención y tratar de cambiar algunos hábitos para llevar una vida más saludable.

Es por esto que durante el mes de octubre se promueve la concientización sobre todo lo relacionado con el cáncer de mama, para desmitificar y educar sobre los avances que se tienen para la prevención y detección oportuna del cáncer. Incluso durante este mes es cuando más congresos de actualización sobre el tema suele haber para que los médicos también se mantengan informados y actualizados para brindar la mejor atención a los pacientes.

La mejor forma de lograr una detección temprana y obtener mejores resultados en el tratamiento es mediante la autoexploración mensual, es una práctica rápida, efectiva y no invasiva que se puede realizar en la comodidad de tu casa. Es posible que después de leer esto te surjan algunas dudas, por lo que a continuación resolveremos algunas de las preguntas que podrías estarte haciendo.

Anuncios

¿Cuándo debo autoexplorarme?

Lo más recomendable es hacer una autoexploración cada mes para detectar cualquier cambio que pudiera existir en el seno. En mujeres en edad reproductiva se recomienda que lo realicen 7 días después del último día de su menstruación, esto con el fin de evitar confundir cambios hormonales relacionados con el ciclo menstrual que pudieran enmascarar el problema, también ayuda a crear un hábito y recordar realizar la autoexploración.

Además de la exploración mensual, se recomienda realizar un chequeo anual con el médico, quien realizará una exploración más minuciosa en base a la historia clínica de cada persona. Después de los 50 años –o antes si alguien de tu familia ha padecido esta enfermedad y existe la sospecha–, lo recomendable es realizar una mastografía como parte de tu revisión anual.

¿Por qué debo autoexplorarme?

Las enfermedades como el cáncer pueden ser muy agresivas, por lo que una detección oportuna es la mejor forma de intervenir y obtener mejores resultados. Es decir, entre más pronto se haga el diagnóstico y se comience el tratamiento, hay mejores probabilidades para el paciente de vencer el cáncer.

Gracias a que se insiste en la autoexploración es que la supervivencia de quienes luchan contra este tipo de cáncer se ha incrementado, pues en gran medida es gracias a la detección temprana que se han podido disminuir las muertes.

Anuncios

¿Quiénes deben autoexplorarse?

Todos, hombres y mujeres. Es cierto que, tristemente, el cáncer de mama es más común en mujeres pero también se registran casos de este tipo de cáncer en hombres, por lo que la exploración es importante para ellos también.

¿Cómo debo hacer la autoexploración?

Primero, observa detenidamente tus senos. Lo más importante es conocer tus senos para que puedas detectar cualquier cambio en cuanto aparezca. Para que sea más sencillo y efectivo, observa tus senos frente al espejo y busca cambios en la piel, forma o tamaño de tus senos y pezones, como inflamación, enrojecimiento, hundimientos o úlceras. Esta observación deberás hacerla en tres posiciones, primero con tus brazos a los lados como en posición de firmes; después con los brazos levantados, las manos detrás de la cabeza, los codos y hombros ligeramente hacia adelante; por último, con las manos en la cintura.

Después de la exploración visual es necesario tocar ambos senos para detectar si hay bolitas, zonas que se sientan diferente o que generen dolor al tocarse. Esta exploración debe realizarse de pie y acostada, de este modo tendrás una percepción más completa y profunda del estado de tus mamas.

Para la exploración de pie lo primero que debes hacer es levantar tu brazo derecho y poner la mano detrás de la nuca para proceder a explorar el seno derecho con la mano izquierda. Comienza tocando la parte superior del seno y bajas hasta el pezón, realizando un movimiento suave pero firme que te permita sentir toda la superficie, asegúrate de examinar todo el seno y la axila. Después aprieta el pezón para revisar que no salga ningún tipo de líquido. Repite todos estos pasos con el otro pecho.

Por último, acuéstate boca arriba y coloca una almohada pequeña o una toalla enrollada debajo de tu hombro derecho, con tu mano derecha en la nuca y con la izquierda realizamos la exploración del pecho derecho de la misma manera que lo hiciste estando de pie. Cuando termines, coloca la almohada en tu hombro izquierdo y repite el procedimiento para examinar el seno izquierdo.

Anuncios

¿Qué busco al explorarme?

Una parte importante de la autoexploración es saber lo que estamos buscando, aquellos cambios que serán nuestras señales de alerta para acudir de inmediato al médico para que realice una exploración más detallada. Estos signos incluyen:

  • Cambio en el tamaño, forma o aspecto del seno.
  • Cambios en la piel del seno como formación de hoyuelos, descamación, desprendimiento de la piel, formación de costras y pelado de la areola. (zona de piel pigmentada alrededor del pezón) o de otra parte de la mama.
  • Piel de naranja en la zona de la mama, con enrojecimiento u orificios pequeños.
  • Cambios en el pezón.
  • Bultos o bolitas en el seno que se sienten como una goma de borrar al momento de tocarlas.

¿Qué puedo hacer para prevenir el cáncer de mama?

Conoce tus senos. La mejor forma de prevenirlo es detectar los cambios en las mamas, esto se logra mediante una buena autoexploración y estar totalmente familiarizados con nuestro cambio, de modo que podamos detectar de inmediato el mínimo cambio que aparezca.

Hay factores de riesgo que no podemos modificar, como la genética, pero lo que sí podemos hacer es mejorar nuestros hábitos alimenticios para mantener una vida saludable. Podemos empezar por disminuir nuestro consumo de carbohidratos y grasas e incrementar el consumo de fibra, así como realizar actividad física al menos 4 días a la semana para mantener un peso saludable.

Si tu método anticonceptivo son las pastillas anticonceptivas o recibes terapia de reemplazo hormonal por algún otro motivo, platica con tu médico para conocer el riesgo y si es la mejor opción o puede reemplazarse. No interrumpas o sustituyas las píldoras sin consultarlo con tu médico y que te diga cuales opciones más seguras y adecuadas para tu caso particular.

Evitar el consumo de alcohol y de tabaco, o reducirlo lo más posible también es beneficioso como medida de prevención.

Si tienes dudas sobre el cáncer de mama, la autoexploración o detectas algún cambio en tus senos al realizarla, acude de inmediato con tu médico de confianza para que realice una revisión más profunda. Recuerda que la autoexploración mensual podría ser la diferencia entre vencer al cáncer o que te venza.

El cáncer de mama no es sólo cosa de mujeres pues también puede afectar a los hombres, aunque es menos frecuente en ellos puede llegar a ser más agresivo al no ser detectado a tiempo pensando que ellos no necesitan autoexplorarse.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: