Entrevistas

RAM LO: ENTRE AVESTRUCES Y PIERNAS LARGAS.

No cabe duda que el universo siempre nos coloca donde debemos estar, sólo basta con dejarnos llevar, dar lo mejor de nosotros y un día descubrimos que nos encontramos en el lugar que siempre quisimos.

Por David Morales.

Anuncios

Es el caso de Ramsés López, mejor conocido como Ram Lo y Fundador de la Agencia de Relaciones Públicas PinPoint use este año celebra su 4to aniversario. Ramsés siempre ha estado rodeado de teatro y durante la cuarentena el destino lo llevó a estrenarse como Productor.

Platicamos de él, de su agencia y de los proyectos que vienen en camino.

Oye Ram, pues platícame ¿Cómo inicias en el mundo de las Relaciones Públicas? 

Es una historia muy chistosa la verdad, porque yo nunca me imaginé quedarme como el RP tal cual, creo que cuando empecé a estudiar, pues ni siquiera se veía como esta parte ¿no? O sea, pensé que mi finalidad era producir tele, era como lo que yo quería hacer… o cine.

¿Estudiaste Comunicación?

Estudié Comunicación… y en realidad ahí como dentro del estudio de repente me fui mucho al video documental político, sobre todo, social, me gustaba muchísimo. Mi tesis y todo mi proyecto final fue sobre el movimiento Zapatista, entonces estuve mucho tiempo en Chiapas, entré en una comunidad… o sea, algo que no te imaginarías nunca. Y ya que empecé a trabajar, entré a la Cámara de Diputados y eso, hacía como tele para el canal del Congreso y ya. Y finalmente, todo el entorno político siempre cambia, cambian las directivas y se va todo mundo y vuelven a contratar gente, y pues así. Pero ahí encontré un jefe que me dijo que no quería perderme, pero que no tenía un trabajo. Me dijo “una amiga está buscando un asistente, y pues vete ahí mientras (yo estaba chavito), vete ahí mientras y luego te jalo”. 

Y resulta que esta señora era una publicista y trabajaba para diferentes distribuidoras de cine. Y entonces, pues así fue como mi primer encuentro con el cine, y empecé a trabajar pues haciendo junkets, conferencias, viendo toda la producción y difusión de cine. Y ella de repente… o sea, yo de haber entrado como a principio de año… una cosa así, pero al mes o dos meses de yo haber entrado con ella, sin saber de esta parte, me dice “Oye, yo me voy todos los veranos a España con mi familia… pues ahí te quedas ¿no?”. [Risas] Y en el “Ahí te quedas”, había dos estrenos de película. 

Anuncios

Mi primera película fue con Ana Serradilla, que no me acuerdo cómo se llamaba, y la segunda con Alejandro Camacho, tampoco recuerdo cómo se llamaba, pero me acuerdo de ellos dos mucho. Entonces, pues eso… organizarles la gira, y organizar todo. Y pues a la larga fue algo que me gustó muchísimo, muchísimo, muchísimo.

Después, pues ya… viene tu vida laboral y pues pasas por muchas agencias y pasas okey. Y después regresé a una distribuidora de cine, y pues, en la distribuidora era muy tranquila la vida, o sea, tenía una agencia de medios, tenía tal… o sea, como que yo nada más ya organizaba y creo que eso me aburrió un poco. Y entre que tenía mucho tiempo libre y ya conocía muchos actores, conocía mucha gente. 

Como que muchos actores me comenzaron a decir “¡ah! ¿Qué estás haciendo?”. -Pues estoy en esta distribuidora-. “¡Ah! Pues ayúdame porque mi película se va a estrenar tal no sé qué”. –¡Ah, va! -. Y así empecé como a ayudarle a los actores que conocía, y de repente otra conocida que me recomendó, me dijo “oye, mi prima es la directora del Festival de Música de Morelia, y están buscando a alguien en México, y no sé qué, pues vas…”. Y me la presentó, y así empecé con el festival… O sea, PinPoint lleva cuatro años, pero yo como empecé antes, como solito, o sea, con el festival yo llevo como seis o siete años trabajándole cuando hay. 

Y así, como que fue creando poco a poquito, y de repente decidí, bueno conocí a otra compañera que se llama Adriana Ayub, y creamos LOLÓ, y empezamos como a trabajar. Después decidimos… más bien, fue como esta parte de “el management y el PR no pueden estar juntos/amarrados”, y entonces decidimos separar y crear PinPoint, y se queda LOLO como management. 

Y pues así se crea PinPoint, en realidad empujado por la gente que estaba, o sea, no fue como que yo decidiera así de “A ver, voy a sentarme y hacer un plan de cómo voy a hacer una agencia”. Nunca. No me pasó nunca por la mente, la verdad fue el momento en que ya tenía muchos actores “ayudándoles”, ¿no?, entre comillas, que bueno pues, después, se convirtió en trabajo, pero era como ayuda, y de repente pues eso… Era de que ya me veía rodeado, en el que tenía que ponerle un nombre a una marca y crear.

Y pues, así nació PinPoint y hemos seguido trabajando. La verdad es que… creo que… bueno y a eso se sumó el teatro, creo que… bueno, empezó… Yo nunca había trabajado en el teatro, o sea, como haciendo promoción de teatro, porque siempre me había dedicado al cine, a la música y a los actores. Y Ana Carolina Mancilla y Reynolds Robledo, productores y dramaturgo, son amigos míos también, o sea, nos conocíamos desde hace mucho cuando, pues no era dramaturgo, no era productora ella, y hacen su primera obra que se llamó Lobos por Corderos, y me dicen “bueno, pues queremos que tu hagas el PR de los Corderos”. Y yo “bueno, pues va”. Y yo lo que hice fue traer la fórmula del cine, o sea un Junket, una conferencia, o sea, muy lo que hacías para el cine, para esta obra de teatro en particular. Y funcionó muy bien ¿no? O sea, en esta obra conocí a Mariana Garza, y Mariana Garza fue de “Oye, pues… ¿no?”. Empezamos a trabajar con el Milán Lucerna, ahí conocí a Mónica Huarte, ahí conocí a Alex de la Madrid, a Fernanda Borches, que son actores con los que estoy ahora, bueno Alex no, pero Mónica y Fernanda si están acá.

Anuncios

Y bueno nunca fui tan alejado, yo antes de mi rollo cómo de este que te decía de social y cosas, hacía teatro musical, o sea, yo bailé y yo… bailé más que actuar, o sea, como que a mi gustaba mucho más bailar. Siempre fue como que el teatro me gusta mucho, y regresar como a esta otra parte de publicidad y de promoción del teatro, pues me encanta y ya. Y de ahí ya hemos trabajado con… pues con el teatro bastante… 

PinPonit empezó como Relaciones Publicas y ahora comenzó como Productora de Teatro. ¿Cómo se dio? Porque aparte se dio durante la pandemia, o sea, empezó la pandemia y empezaste con tu primera obra como productor.

Pues es que justo ¿no? O sea, durante la pandemia siento que nuestro medio, el medio del espectáculo, del entretenimiento, es uno de los más golpeados. Y nos vemos como que no hay, yo que recibo paga de cines: cerrado; la paga de los teatros: cerrado; los actores no tenían trabajo, entonces: ya no hay trabajo ¿cómo pagan? ¿No? Recortar gastos. 

Digo, si hay muchos… o sea, no voy a decir que no todo mundo pago durante la pandemia, sí han sido muchos… y mucha gente solidaría en la oficina, que decía “bueno, pues nos dividimos estas cosas”. Pero pues la verdad eso creo que… esa es otra de las cosas, como que no me quedo como de “bueno, pues a ver qué pasa y luego vemos”. Sino empezamos a crear y hablé con mi equipo y decir: “A ver, pues ¿qué hacemos?”. 

Y lo primero que hicimos fue unos lives de reencuentros de novelas y de películas, y de cosas, que nos funcionó muy bien para captar como la atención y nuevos seguidores, y nuevas cosas. Y también, como que la gente ya los esperaba, e incluso los mismos actores hablaban y decían “¡ay! ¿por qué no haces un rencuentro de tal?”. Entonces, pues ya lo hacíamos. Luego después, se volvió ya muy complicado, porque ya los actores como que empezaban a hacer otras cosas. Justo también esto como de saber qué hacían ellos, qué trabajar o qué, pues ya no fue. Pero fue muy divertido y creo que fue como la primera cosa que hicimos que llamó la atención.

Después… pues eso, empezar a ver como de qué forma, si los productores no estaban produciendo, y si los productores no estaban haciendo cosas. Yo no podía esperar, o sea, es lo que te decía, para mi algo muy importante es el equipo, que, si ya había un equipo consolidado, yo no quería deshacerme de ese equipo. Creo que, pues una solución fácil hubiera sido de “híjole, pues… nos vemos cuando regresemos”, y parar ¿no? Yo creo que también tengo ese compromiso de la gente que cree: tanto ellos en mí, como yo en ellos. Y de hablar con ellos y sí hacer como un ajuste, y unas cosas… pues en cuestión económica, pero de decir “vamos a ver qué creamos”. 

Y entre eso, pues fue producir un streaming, y fue muy chistoso porque la oficina está vacía, nadie está yendo, y dijimos “aquí en un cuartito de la oficina hacemos…”, era un monólogo que se llama La Avestruz, con Crisanta Gómez, que ya lo tenía montado en realidad y la rescatamos, entonces dijimos “aquí en la oficina lo hacemos, traemos una cámara, hacemos un streaming, y hacemos cuatro funciones”. Y de repente, tengo una junta con La Teatrería, y me dijeron “No, no. Eso no está funcionando y vas a gastar más. Haz una sola función. Métele todo el punch a esa sola función”. Y ya hicimos otros acuerdos, entonces, como que me empezaron a dar cosas, y poco a poquito se empezó a hacer más grande, y más grande, y más grande… Y fue “bueno, pues ya estoy metido aquí…”, ya no había como marcha atrás. 

Y fue un proceso padre, la verdad es que es descubrir otra parte… Sí, si estoy involucrado en el teatro, pero no te involucras en eso: cuánto cuesta un teatro, cuántas horas están los técnicos, los derechos, cuándo hay que pagar de porcentaje. O sea, eso. Hacer cuentas de cuánto el boleto tiene que costar, de las comisiones de la boletera, del streaming… O sea, no. Era una cosa que de repente yo no entendía, y que tenías que estudiar, y practicar, y preguntar, y de ver… Y al final, creo que nos fue bastante bien con la primera. Bueno, Oscar Carnicero, el director de La Teatrería, el primer consejo que me dio, me dijo: El teatro, los que hacemos teatro… no es para ganar dinero. O sea, o pierdes o quedas tablas, pero nunca ganas. [Risas] Yo dije “bueno, pues… bonito consejo en mi inicio de producción”. [Risas] Pero, eso justo, no perdimos, o sea, tampoco ganamos…

Anuncios

Y de ahí salió la segunda obra que fue Artistas en Incognito, que es más como un proyecto, no es una obra, es más como los actores escriben un monólogo, luego se reparten y, cada quien, el monólogo que toma lo recrea en sus casas con sus propios medios y lo que sea, y después, nos los entregan a nosotros otra vez y lo hicimos un programa. 

Ahí, digamos que el estilo de producción, digamos en ese formato, fue de “cada quien pone lo que sabe hacer” ¿no? Ahí está Omar Rodríguez, que se encargó como de todo el proceso de actores, y artistas. Y de entrar, Fran Escárcega que se encargó de toda la parte de la boletera, y toda la parte técnica. Yo, que me encargué de toda la parte de difusión y estrategia en redes sociales, y estas cosas. Y Julio, que se encargó de la edición y de estar grabando como parte de crear el programa, que tuviera ritmo, y que tuviera todas estas cosas. Entonces, ese no fue como una producción tal cual, como La Avestruz, que yo me aventé con todo, sino que aquí fue como “cada quien pone piezas”, que es otra forma de las que se está produciendo ahorita ¿no? Para no perder y no todo mundo invertir, pues cada quién pone su granito de arena y al final es una comuna, y lo que sale se divide entre todos.

Pues, que también fue una experiencia buena, o sea, vamos a hacer una retransmisión de ese programa, porque justo la gente que lo vio y la plataforma… Estuvimos con una plataforma y lo vio otra plataforma, y esa plataforma se acercó a nosotros y dijeron “quiero retransmitir tu programa”. Que eso también está bueno ¿no?

Y hay una obra, que a mí me encanta, que amo desde que yo lleve el PR, que se llama “Papi piernas largas” (justo que me recuerda a toda mi parte musical y esas cosas, que siempre he tenido), que la hace gente con la que he trabajado, desde que yo estudiaba, desde que yo bailaba. O sea, conozco a Oscar Acosta, conozco a Paola, conozco a Juan ¿no? Con Juan Torres yo tomaba clases de tap. 

Y, como que hablé con ellos y les dije “Oigan, a ver ¿no? O sea, pues acabo de terminar La Avestruz. Y necesito seguir, porque pues quiero estar”. Y me dijeron “Va, pues le entramos ¿no? Y hay que hacerlo.”. Y hablé con Juan Torres para ver si podía ser el Teatro Hidalgo, que fue donde fue la primera temporada de Papi piernas largas. Y ya, como Juan me dijo “sí, activemos el Teatro Hidalgo”, hablé con Omar Ahued, que es quien tenía los derechos para hacerlo. Y Omar me dijo “pues sí, venga. Hagámoslo.”. Y ya. Entonces fue como, pues otra vez ¿no? Revivir la esencia del musical. Creo que para estos momentos es un musical bastante ad hoc, una de sus canciones principales se llama El secreto de ser feliz, y que te dice eso: que tienes que estar como… o sea, como vivir hoy, y no estarte preocupando por las otras cosas. Entonces, creo que es importantes y yo digo que es como un apapacho al corazón esta obra. Y ya, o sea, el 10 de octubre a ver qué tal nos va.

¿Qué papel consideras que ha jugado, en favor o en contra, ciertas decisiones que ha tomado el gobierno para toda esta parte de las artes?

En específico del cine y del teatro.

¿En cuestión de pandemia?

En general, pero específicamente de pandemia.

Pues creo que les ha valido un poco ¿no? Siento que en algún momento y en algún principio de este gobierno se planteó o se propuso. O sea, las propuestas eran como apoyar mucho la cultura y las artes… y al final, pues hemos visto que no, ¿no? O sea, al contrario. Quitar como… ahorita está el apoyo del EFICINE, quitar esta parte. O en EFITEATRO poner veinte mil trabas que son, pues, absurdas. Ajá… o sea, no podría decir “ah, no. Sí, tienes razón ¿no?”. No, son trabas absurdas, que lo que impide es eso, que puedas generar y crear proyectos.

Esta parte de, pues finalmente sí, en la industria del Cine fue más contundente, y por eso abrieron los cines, pero pues el teatro es lo mismo ¿no? O sea, es la misma gente que está encerrada en un cine que en un teatro. Y que los teatros no pudieran abrir… o que abrieran, medio abrieran… ¿No? O sea, que el jefe de gobierno dijera: “Pues sí… Abran, pero para abrir cada… y tener…”. O sea, para montar cada obra se necesita un permiso, que este permiso se da en las delegaciones, y las delegaciones están cerradas, es como de… ¿No? O sea… [Risas] Es absurdo. Entonces sí creo que hay un como en contra de esta parte de… pues de la cultura: reducir presupuestos y todo. 

Al final, creo que los que hacemos Cultura y entretenimiento, es algo que siempre lo vamos a pelear, por seguir haciendo. Y eso, o sea, buscar ahorita en la pandemia que se hagan streamings y que se haya hecho esta nueva forma de lenguaje (del teatro ¿no?, me refiero), pues quiere decir eso: que vamos a seguir buscando las formas a pesar de las contras, y a pesar de lo que el gobierno o la naturaleza nos presente ¿no?

Recuérdame la fecha y el horario de Papi piernas largas, y por donde se va a transmitir, dónde compran los boletos… y todo eso. 

Papi piernas largas es el 10 de octubre a las 8:30 por TicketMaster Live, que igual entras a www.ticketmaster.com.mx (en realidad es como el nombre, pero la página sigue siendo la misma). Hay tres precios: primero es la obra normal, el segundo es la obra con un meet and greet previo con los actores, y el tercero, es el meet and greet, la obra y el disco de Papi piernas largas, porque hay disco grabado.  

Anuncios

Ok. ¿Más o menos el rango de precios?

$250 a $380, $400. 

Qué ya es con el disco y todo.

Si. 

Pues ya saben, no se pueden perder mañana el streaming de Papi Piernas Largas y así como Ram, no esperen a que las oportunidades lleguen, busquenlas y entonces llegarán.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: