Entretenimiento Música

NO TE PIERDAS LA TRANSMISIÓN DE MIKA.

El cantante y compositor Líbano-británico conocido como Mika realizará una transmisión vía YouTube para la gente de la ciudad de Beirut, ciudad natal del cantautor.

Debuto con el álbum “Life In Cartoon Motion” en el 2007 con “Grace Kelly”, a partir de ahí Mika ha vendido más de 10 millones de discos, además de contar con certificaciones de oro y platino en 32 países, ganador de un Premio Brit y nominado al Grammy.

¿Cómo lo podrás ver? el stream contara con 4 transmisiones horarias el 19 de septiembre de este año. Se trata de un show “intimo” donde la gente podrá donar para apoyar a la gente que en estos momentos  más necesita de una mano, gracias al accidente vivido apenas el mes pasado.

Esta campaña que pretende hacer Mika lleva por nombre “I Love Beirut”, quien a su vez se asocia también de GoFundMe (plataforma de recaudación de fondos más grande del mundo)  para realizar donaciones adicionales.

Anuncios

Cabe resaltar que la entrada tendrá un costo para poder ayudar a la gente de Beirut.

Las entradas las puedes comprar ya mismo a través de ticketmaster, tienen un costo de 10 dólares, o convertido a pesos mexicanos son $219.00

Todos lo que se recaude ira directamente a la Cruz Roja de Líbano y a Save the Children Líbano.

Claro que Mika se pronuncia al respecto: “Después de todos los años de guerra civil, crisis financiera y agitación política, la noticia de la trágica explosión fue increíble. […] Quería hacer algo para ayudar de alguna manera. Por eso, estoy organizando un concierto en vivo en ayuda de la gente de la ciudad”.

 Para dimensionar el momento que esta pasando Beirut, el equipo Libanes de las Naciones Unidas refiere a que la explosión fue como 15 años de guerra en 15 segundos.

La Cruz Roja Líbano, el Banco Libanés de Alimentos, Islamic Relief y Save the Children Líbano, trabajan de la mano para ayudar a los afectador por la terrible explosión.

Anuncios

Mika le escribió la siguiente carta a Beirut:

Mi querido Líbano, Mi querido Beirut,
Todavía es temprano en la mañana en el otro lado del Mediterráneo y me siento tan cerca y sin embargo tan lejos de ti. Tan cerca de ti, que mientras te acuestas devastado por el apocalipsis, que no puedo dejar de mirar, transfigurado, en las expresiones maltratadas de mis hermanos y hermanas. En sus ojos, percibo su miedo, sus lágrimas.


Me estremezco cuando veo a una persona herida sacada por la ventana trasera de un coche viejo, una joven cubierta de sangre en los brazos de su padre, habitantes conmocionados corriendo por calles llenas de escombros, vidrios rotos y edificios destrozados… Tan lejos de ti, atormentado por la desolación, escucho en mi cabeza el ruido ensordecedor de las dos explosiones que atormentaron a los residentes de Beirut. Los gritos de las familias afligidas y las víctimas atónitas se fusionan en medio de la noche con las sirenas chirriantes de las ambulancias. También me han hablado del silencio de las primeras horas de esta mañana, del olor de las ruinas humeantes.

Ante este caos, recuerdo una frase del poeta libanés Kahlil Gibran: “sólo se puede llegar al amanecer tomando el camino de la noche”. Desde hace algunos meses, te vuelves a hundir en el camino de la noche. Hay divisiones, ecos de conflictos en tus fronteras, corrupción, la impotencia de tus líderes, la crisis monetaria que ha sumido a tus familias en la miseria y luego la oleada de la epidemia de coronavirus. La naturaleza libanesa despreocupada, la respuesta a los dramas del pasado, fue reemplazada por la ira y el miedo. Cada día que pasaba me ponía más ansioso, como si mis heridas, las raíces que había dejado atrás a la edad de tan solo un año y medio finalmente me alcanzaran.

Anuncios

Y luego, de repente, a las 18:10 del martes, una trágica nube gris se levantó de tu puerto, cortando a tu gente exhausta. El espeso humo naranja ahogó los cielos de Beirut y reemplazó la memoria distante, tan a menudo relatada por mi madre, de la luz amarilla que bañaba nuestro apartamento en el 4o piso, orientado al mar en la cornisa. No puedo sino pensar en estas dos explosiones como un símbolo de un sistema que se está desmoronando. El choque de bombas, que causa muerte en las calles todavía marcadas por las cicatrices de la guerra, no puede ser escuchado. El Primer Ministro libanés, Hassane Diab, promete que los responsables “serán responsabilizados” Pero ¿los responsables de quién? ¿Para qué? Los responsables de 30 años de agonía que han convertido la tierra de los cedros en la tierra de las cenizas. Se dice que una catástrofe es un desenlace trágico, el final de una serie de desgracias.


Después de la oscuridad llega el amanecer. Conozco tu capacidad de recuperación, tu fuerza y tu solidaridad, alimentada por tu mezcla de culturas, por este lugar especial que ocupas, a medio camino entre el mundo árabe y Europa. Mañana te levantarás como siempre lo has hecho antes. La música volverá a fluir desde tus ventanas, la gente bailará en tus terrazas y los perfumes saldrán de tus cocinas. Estaré allí.
Mika

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: