Portada

EN PORTADA: JUAN UGARTE

El trabajo de muchos actores se vió afectado estos días a causa del coronavirus, muchas producciones fueron paradas, y muchos estrenos tuvieron que posponerse. Sin embargo, y luego de meses de espera, algunos cines comienzan a reabrir, y la cinta para recibirnos nuevamente en las salas es Escuela Para Seductores, protagonizada por Juan Ugarte, un actor que ha luchado por sus sueños y con quien tuvimos la oportunidad de platicar.

Anuncios

Escrito por: Jesse G.

Fotos cortesía: Alberto Hidalgo / PR Yanko Bribiesca

¿Por qué, de tantas carreras que hay y profesiones, escogiste ser actor?

¿Por qué escogí ser actor? No sé, yo creo que pude haber sido más sencillo haber sido abogado o haber sido doctor, ¿no? Creo que es una pasión muy grande, es una de estas carreras que te llaman, es una de estas carreras que te escoge. La verdad es que yo soy un futbolista frustrado, yo jugué futbol toda mi vida y llegué a jugar en las reservas de los Pumas orgullosamente, del Puebla, del Necaxa, pero mi carrera se vio truncada por determinadas situaciones.

Entonces, la vida me mostró este camino gracias a un maestro de literatura, Alonso Sifuentes, fue el que me mostró una obra de teatro, la leí, yo habré tenido unos 14 años una cosa así y me enamoré de esto y dije “esto es lo que quiero hacer” no sabía que forma.

Luego empezó esta época del cine nacional que fue la peli de Amores PerrosY tu mamá También, cómo olvidarlas, ¿no? De pronto veo a Gael García en Amores Perros y luego veo en Y tu mamá También a Diego Luna y a Gael García y digo wow yo quiero hacer eso, eso es lo que quiero hacer, entonces empecé a apasionarme por este mundo, empecé a apasionarme por el teatro, por el cine y sobre todo por contar historias y creo que de pronto encontré en ello una manera de comunicarme con los demás, encontré una bonita forma de expresarme, 

¿Cómo fue tu paso por la Real Academia de Arte Dramático en Madrid?

Pues yo me escapé de mi casa, eso es lo primero. La gente puede decir “ay este vato se fue a estudiar a España, claro con todos los privilegios de la vida” y no fue así. 

Yo había hecho las pruebas para la Casa del Teatro aquí en México y me había quedado, estaba esperando las pruebas para el CUT, que era donde yo quería estudiar en la UNAM.

Mi mamá se había vuelto loca cuando le dije que quería ser actor, a mi papá le importó un pepino la verdad no le dio importancia, yo estaba becado en una Universidad aquí, en una Universidad de prestigio por jugar al fútbol, porque jugaba muy bien fútbol, entonces cuando mi mamá descubrió ese mensaje en la contestadora que yo nunca le había dicho donde el rector me había dicho que tenía la beca para cualquiera de las carreras que yo quisiera estudiar mientras perteneciera a la selección de futbol de la universidad fue “¡¿qué, no me dijiste?!”, no porque no quiero “¡estás loco, estudia algo antes de esto porque vas a morir de hambre, eso no deja!” y yo de bueno, es mi problema, el que se va a morir de hambre soy yo, no tú.

Mi mamá se había vuelto loca cuando le dije que quería ser actor, a mi papá le importó un pepino la verdad no le dio importancia, yo estaba becado en una Universidad aquí, en una Universidad de prestigio por jugar al fútbol, porque jugaba muy bien fútbol, entonces cuando mi mamá descubrió ese mensaje en la contestadora que yo nunca le había dicho donde el rector me había dicho que tenía la beca para cualquiera de las carreras que yo quisiera estudiar mientras perteneciera a la selección de futbol de la universidad fue “¡¿qué, no me dijiste?!”, no porque no quiero “¡estás loco, estudia algo antes de esto porque vas a morir de hambre, eso no deja!” y yo de bueno, es mi problema, el que se va a morir de hambre soy yo, no tú.

Eso fue y la verdad es que tenía una amiga que vivía en Irlanda, esa amiga pues estaba trabajando allá, y mi tío Gerardo al que quiero muchísimo, él es pediatra y siempre me ha apoyado y lo he visto como parte de mi sustento y de mi familia, me dijo “vete wey, te regalo el boleto de avión” y yo sí, va. 

Me fui a Irlanda, llegué a Irlanda, o sea él me regaló el boleto de avión, yo tenía creo que como 960€ una cosa así, porque había vendido ropa, me puse a vender ropa, mi padre es piloto pero ya retirado y le dije que me llevara a comprar ropa del otro lado, en ese momento se vendía ropa siempre, ibas a determinadas marcas, entonces embauqué a la banda y saqué lana. 

Entonces pues me fui con eso y de pronto llegué a Irlanda, de Irlanda me fui a Inglaterra, en Inglaterra tenía un muy buen amigo, que se llama Javier Orla, que él era productor de teatro y estaba estudiando un master en gestión cultural, entonces llegué a su casa, dormí en el suelo 3 meses en su casa, no tenía que comer, mi amigo se iba, en las mañanas se levantaba y nada más desayunaba café, creo que por eso es la costumbre de nada más desayunar café, en las tardes él se iba antes de comer a la escuela y comía en la escuela y llegaba en la noche. Entonces yo en la noche si es que él decidía preparar algo de cenar o algo, entonces yo me aventaba esa pasta o lo que fuera y hasta el día siguiente, no tenía un centavo. 

Entonces de pronto conseguí un trabajo allá, contestaba, fue muy curioso porque contestaba en una televisión local, yo me dedicaba a contestar llamadas eróticas, a leer el tarot, se llamaba TeleSierra esta televisora y nada, gracias a eso pude subsistir un rato. Luego me convertí en mesero, estuve de mesero en un bar un rato hasta que fueron las pruebas de la escuela donde yo quería ingresar en España, más o menos entre 800 y 1000 personas son las que se presentan año con año, nada más eligen a 14 hombres y 14 mujeres. 

Mi familia me dijo “pero si tú no eres ni chistoso, wey, no te vas a quedar” entonces yo, ¿qué? Creo que algo que me repetí muchísimo antes de esas pruebas, de ese momento, es no me voy a regresar a México con la cabeza abajo, yo voy a estudiar acá y voy a logar mi sueño. Entonces creo que fue el primer sueño que logré cumplir, que logré ingresar a la escuela, fui de los afortunados que logró ingresar a la escuela, estuve 4 años allá, la Real Escuela Superior de Arte Dramático es una de las escuelas más reconocidas a nivel actoral, a nivel internacional y sobretodo en Europa es como muy reconocida, o sea, es una escuela muy muy reconocida, al final es como el conservatorio del teatro, no cualquiera entra y siendo un mexicano las posibilidades se hacían más pequeñas.

Entonces tuve la suerte, bueno la suerte y la preparación, porque una vez leía que un actor al que admiro mucho decía que no se trata de suerte también le estuve chingando todo este tiempo, no nada más es eso. Entonces se dio la oportunidad, estuve 4 años allá, tiene unas instalaciones magníficas, unos maestros magníficos, conocí compañeros que hoy en España la están rompiendo que son actualmente amigos míos y demás, pero fueron 4 años duros, yo tenía que trabajar para poder mantenerme mientras estaba ahí, entonces trabajé de todo, así como empecé trabajando de lectura de tarot, pasé de ser chofer, de ser bartender, de repartir flyers en la noche, o sea, de todo hice con tal de poder mantenerme allá y lo hice durante 6 años.

¿Qué te dejó tu participación en la obra Un Corazón Normal? Porqué es una obra muy polémica, que fue muy polémica en México y que fue polémica en Estados Unidos en los 80’s, el SIDA ¿Cómo fue eso?

J: A mí me encantó estar en esa obra, primero por la temática de la obra, como tú bien mencionas habla de un momento crítico a nivel nacional, porque habla sobre el momento crítico que estaba atravesando Estados Unidos con esta enfermedad, que no se sabía que estaba pasando y que solamente atacaba a un sector de la sociedad, porque eso es un poco de lo que va la historia, cuenta ese momento, obviamente estaba a nivel mundial no nada más era ahí pero está situada en ese momento. 

La verdad es que contar esta historia a mí me conmovía todas las noches, y creo que es algo que he platicado con mi chica, donde veíamos de pronto otra historia y decíamos lo que hacemos importa, y es algo que se me quedó muy marcado y es algo que acabamos de platicar hace muy poco y fue algo como, ok, lo que hacemos importa y esa obra creo que transformó a muchas personas, creo que le dio el valor a muchas personas, creo que contó la historia de muchas personas no de ese tiempo sino de hoy que seguimos viviendo, muchas personas que no tienen voz, que no se les escucha, que no tienen el espacio. 

Y creo que la verdad fue muy valiente por parte de Horacio Villalobos montar esta obra en México, tuvimos nuestros momentos duros en Monterrey no querían que nos presentáramos, en Hermosillo no querían que nos presentáramos, en Puebla arrancaron los carteles, pero creo que Horacio fue muy valiente en montar esa obra, en mantenerla de pie y en alzar la voz por un sector de la sociedad en ese momento, o sea, alzar la voz por todos los que no pueden alzar la voz a veces. 

Me encantó estar en ese proyecto, primero que nada estaba con unos monstruos de actores, Hernán Mendoza, yo la verdad es que tengo una presentación muy pequeña en la obra y me la pasaba viéndolo y era de wow.

Si tú regresaras ahorita el tiempo a ese niño de 10 años, de 12 años, ¿tú que le dirías en ese momento a Juan Ugarte como niño?

Me pusiste chinito mi hermano. Todo va a estar bien, no te preocupes, todo va a estar bien. No le podría decir nada más que todo va a estar bien.

¿Qué nos puedes contar sobre Escuela Para Seductores? Y, sobre todo, ¿cómo te sientes con este primer protagónico? Además, que es la primer película que se va a estrenar conforme vayan abriendo los cines en México.

Me siento muy contento, o sea, es una cosa rara, se va a estrenar en medio de una pandemia a nivel mundial. 

Y que bien que seamos los pioneros en mostrar esta película, y que bien que sea una comedia también para que la gente pueda desconectar un poco, de lo que estamos viviendo y decir voy a reírme dos horas de esto. Entonces, que bien que pueda suceder, estoy obviamente muy emocionado por poder mostrarle a la gente esta historia, este personaje, esta película, y que puedan disfrutarla. La verdad nos agarra en un momento diferente pero que mejor momento para hacerlo, ¿no? 

Se estrenó el 7 de agosto, como bien mencionas, en la sala que esté abierta, creo, tengo entendido, que ahorita hay 140 salas de cine abiertas para ese día. Si el siguiente fin de semana baja a 110, serán 110, si sube a 160, tengo entendido, que serán 160. Entonces va ir un poco en función de cómo se comporte el semáforo en cada uno de los estados. 

Yo lo primero, y quiero decirlo, es que la gente que se aventurará a ir al cine, que diga tengo que ganas de ir al cine y voy a ir al cine y quiero ir a ver esta película o la que sea que esté en ese momento, supongo que habrá alguna otra yo sé que se estrena esta y estoy muy contento por ello, que lo hagan con la mayor precaución posible, eso es lo primero, recordemos que el ocio puede esperar pero la salud no puede esperar.

La diversión puede esperar pero la salud no puede esperar. Entonces primero, lo primero es ser muy conscientes, tomar todas las medidas de seguridad que sean necesarias si es que van a ir al cine, y cuidarse lo más posible si ya tomaron esa decisión.

Hablando sobre la película también, ¿cómo fue trabajar con el elenco y todo el equipo de la película? Que fue Carmen Aub, Andrés Palacios, Gimena Gómez, ¿Cómo fue trabajar con ellos, habías trabajado con ellos anteriormente?

Maravilloso, maravilloso. La verdad es que hicimos una gran pandilla, o sea, los seductores que son los personajes que son Rodolfo, Waldo y Luis, interpretados por Héctor Holten, Memo Villegas el “Teniente Harinas”, famosísimo “Teniente Harinas”, y Armando Espitia. Bueno esa primera pandilla, por así decirlo que éramos la cuadrilla de los seductores, que te puedo decir, nos divertimos muchísimo.

Nos la pasamos increíble. Es gente que admiro mucho, o sea, haber Armando Espitia ha estado en proyectos impresionantes, ha trabajado con Mara Escalante, ha estado en Can presentando Eli, ahorita estuvo con Nuestras Madres, también en no recuerdo que otro festival ganando el festival, o sea es un actorazo y ha estado en proyectos magníficos. Memo en teatro en Desde sin Nombre, lleva una carrera larguísima entonces wow. Y Héctor Holten todo el teatro que hizo en la compañía nacional. Para empezar, wow, dices que chido. 

Luego con Carmen, con todo este boom que traía de El Señor de Los Cielos, yo ya la conocía por cercanía me dio mucha ilusión poder trabajar con ella, es una chica increíble, es súper alegre, súper profesional. 

Gimena yo no tenía el gusto de trabajar con ella pero la verdad hicimos una conexión impresionante, ella también estaba metidísima en construir el personaje físicamente, porque ya lo verán en la historia no voy a decirlo, entonces como que estábamos en ese trip y nos compartíamos rutinas y nos llevábamos la barrita de proteína. 

Luego, Fabiana Perzabal que se acercó en un momento difícil que tuve en el rodaje, donde ya era muy noche yo sentía que no estaba haciendo las cosas como las tenía que hacer, Giovanna es una directora muy exigente, y me acuerdo que Fabiana se acercó a mí y me dijo “lo estás haciendo increíble, tranquilo, disfruta” y fue wow.

Y luego, Estela del Rosarío, Michelle Betancourt, que son las chicas también, que fueron con quienes más estuve en contacto, obviamente hay muchísimas más personas dentro del elenco pero fue con la gente que tuve oportunidad de trabajar y la verdad es que se hizo un muy buen grupo, se hizo un grupo muy bonito. 

Fueron 5 semanas duras, trabajamos 4 semanas en rodajes nocturnos y una semana en rodaje diurno, entonces fue un poco duro pero la verdad es que estuvo muy bueno, muy divertido.

¿Qué le podrías decir a tus fans, a tus seguidores para que vayan a ver esta película o por qué la tienen que ir a ver?

Si quieren divertirse, se van a divertir. Si quieren disfrutar un rato, si se quieren desconectar un rato, se van a desconectar. Si quieren conocer una historia diferente con actores que a lo mejor luego no ven tanto en la pantalla grande, pues que lo van a poder disfrutar, lo van a poder agradecer con las medidas de precaución si es que van a ir al cine, por favor. 

Y que sobre todo fue, por lo menos de mi parte, yo no sé el resultado final, yo no puedo juzgarme y decir, wow es una actuación gloriosa o un personaje glorioso, ¿no?, yo no puedo decir eso. Pero sí les puedo decir que lo hice con muchísimo amor, con muchísimo amor y que quise que cada uno de los detalles que se ven en la película o que salen en la película estuviera permeado de mucha pasión, de mucho amor, de mucho trabajo detrás, y creo que eso es algo que hicimos todos y que van a pasar un muy buen rato, muy buen rato y que se van a divertir. 

Y que no nada más es la historia de Raúl, Raúl es el vehículo que cuenta la historia de todos los seductores y de todas las seductoras, entonces, van a encontrar muchas cosas que ocurren a lo largo de ese fin de semana loco en la Ciudad de México, y que se la van a pasar muy bien.

Así que ya saben, si hay un cine abierto cerca de ustedes, no duden en ir a ver Escuela Para Seductores, con las debidas medidas y recuerden que primero está su salud. 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: