Bienestar Comida salud

TRASTORNOS ALIMENTICIOS.

La alimentación es esencial para nuestro organismo, ya que nos ayuda en aspectos de nutrición indispensables para una buena salud física, pero igual nos ayuda para nuestra salud mental, emocional y psicológica.

Anuncios

Por: Olivia Rodriguez

Brytek-Matera señala que los desórdenes emocionales tales como la ansiedad y la depresión son los más citados en relación con los trastornos alimenticios, no obstante, señala esta autora, existe la interrogante de si la depresión y la ansiedad se anteponen o causan el trastorno alimenticio, o más bien este tipo de trastornos son una consecuencia del trastorno de la ingesta.

Braun, Sunday y Lamí (1994 citado en Brytek-Matera, 2008) afirma que la anorexia y la bulimia acontecen antes de los trastornos de ansiedad y depresión. No obstante, en el caso específico de la anorexia y relacionado con la ansiedad, Toro y Vilardell (1987) mencionan todo un proceso, donde la ansiedad se genera al ritmo de la preocupación por la figura física, donde se desarrolla “la fobia al sobrepeso real o supuesto, con todas la consecuencias de su generalización”.

También podría interesarte: ALIMENTOS FUNCIONALES: CÓMO PREVENIR ENFERMEDADES

Por otra parte, Schiwtzer et al. (2008) hablan de trastornos alimenticios no especificados, los cuales no suelen ser ampliamente tratados en la literatura, pero que existen. Los autores realizaron una comparación entre las mujeres que buscaban ayuda por un trastorno alimenticio y aquellas que no, esto por medio de la utilización del Eating Attitudes Test (EAT) y preguntas estandarizadas de salud. 

Aquellas mujeres que no buscaron ayuda por ningún trastorno, y que además reportaban preocupaciones relativas a la alimentación, presentaron una tasa más alta de una mezcla de conductas como ejercitarse con el propósito de perder peso, atracones, vómito y uso de laxantes que las mujeres que no tenían preocupaciones relativas a la alimentación.

Anuncios

Cabe señalar que la depresión será aquí entendida desde la óptica de Aaron Beck, como un “estado anormal del organismo manifestado por signos y síntomas de ánimo subjetivo bajo, actitudes nihilistas y pesimistas, pérdida de la espontaneidad y signos vegetativos específicos.” (Arnau, Meagher, Norris, Bramson, 2001). Asimismo, la ansiedad según Beck se debe a una distorsión o sesgo sistemático del procesamiento de la información. 

Adicionalmente, Brytek-Matera (2008) considera que los trastornos de depresión dentro de los trastornos alimenticios se deben a la llamada “tríada cognitiva” la cual se compone de: pensamientos negativos acerca de uno mismo, pensamientos negativos acerca de la realidad circundante (el pasado y el presente) y pesimismo acerca del futuro.

En relación con los trastornos alimenticios, se entenderán como “alteraciones de las conductas relacionadas con la ingesta, consecuencia de los dramáticos esfuerzos por controlar el peso y la silueta. Los tipos más comunes de trastorno de alimentación, que aparecen tanto en adolescentes como en adultos, son la anorexia y bulimia nerviosas” (García-Palacios, Rivero & Botella, 2004 citado en Cruzat et al 2008).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: