Lifestyle Música

LEMMY KILMISTER: EL FEMINISTA DEL QUE NADIE HABLA

“Un campeón infravalorado para las mujeres durante los años del heavy metal con más testosterona.”

Motörhead era una banda de heavy metal que se caracterizaba por las letras de sus canciones. Generalmente cubrían temas como la guerra, el bien contra el mal, el abuso de poder, el sexo promiscuo, el abuso de sustancias; y lo más famoso, los juegos de azar, siendo el éste el tema central de su exitosa canción “Ace of Spades”.

Por: Manuel González

Ian “Lemmy” Kilmister fundó la banda en 1975 en donde fungía como el bajista y vocalista de la misma. A través de los años y debido a lo popular que se volvió el grupo, Kilmister, fue generalizado por la prensa como un “alcohólico machista drogadicto que denigraba a las mujeres.” La historia nos cuenta otra cosa…

En su libro autobiográfico “White Line Fever”, escribió lo siguiente: “Nunca obtendré ningún tipo de crédito por ayudar a avanzar a las mujeres en el rock ‘n’ roll, pero lo he hecho”. En una entrevista en 1992, Lemmy, habló abiertamente de la falta de mujeres en el rock como síntoma de una atmósfera misógina en el mundo de la música. 

Anuncios

“En realidad, hay mucho sexismo en el rock & roll, por eso no hay más bandas de chicas”, le dice al entrevistador. “Porque ciertamente hay mucho resentimiento entre la brigada de pantalones ajustados… No sé por qué, pero lo ven como una amenaza. Pero no tengo esa actitud… Nunca me molestó”. 

Su total seguridad en su propia habilidad es solo una faceta de su comportamiento seguro, pero nunca arrogante, algo que lo hizo atractivo y lo adelantado a su tiempo. Fue uno de los principales favoritos de la actitud “femmes al frente” en el rock, y su currículum en ese campo habla por sí mismo.

Con colaboraciones que van desde Girlschool, Doro Pesch y Nina Hagen, hasta Wendy O. Williams a su nombre, el legado de Lemmy es enorme e innegable, pero se ha prestado muy poca atención a sus inclinaciones feministas y puntos de vista progresistas sobre la liberación sexual. 

La colaboración de Lemmy con Girlschool se remonta a 1979 cuando abrieron para Motörhead en la gira Overkill de la banda. Mientras Dave Gilligan, jefe de la disquera de Motörhead hacia un scouting a Girlschool, Lemmy escuchó un sencillo y las encontró “jodidamente excelentes”, y el resto es historia. 

“Me gustó la idea de que las chicas estuvieran en una banda”, dice en White Line Fever, “Quería demostrarles a esos guitarristas bastardos que la guitarrista de Girlschool, Kelly Johnson, era tan buena como cualquier guitarrista que haya visto en mi vida”. Es posible que este tipo de declaración no despeine muchas plumas hoy, pero muy bien debería hacerlo. 

Ya sea defendiendo a las mujeres con guitarras o hablando en contra del sexismo sancionado por la industria de su tiempo, Lemmy Kilmister fue un campeón infravalorado para las mujeres durante los años del heavy metal con más testosterona.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: