salud

7 EJERCICIOS PARA LEVANTARTE CON ENERGÍA

¿Al despertar sientes que no has descansado bien? ¿Te propusiste hacer ejercicio en la mañana, pero te sientes demasiado cansado para lograrlo? ¡Descubre con nosotros una rutina de ejercicios y estiramientos para llenarte de energía y empezar el día con el pie derecho!

Por: Paulina Karime Villarreal Centeno, Fisioterapeuta

¿Hacer ejercicio en la mañana… da más sueño? 

Si bien no sabemos por qué (no existen estudios validados al respecto), es cierto que el ejercicio proporciona más energía, o lo que es lo mismo, evita el sentimiento de fatiga. Nos hemos percatado que nos sentimos mucho mejor cuando hacemos ejercicio, a pesar del cansancio que pudiéramos sentir. No se conocen las razones fisiológicas por la que eso sucede, pero se han realizado algunos estudios con personas sedentarias y personas activas, siendo mayor el sentimiento de fatiga en las personas sedentarias que en las activas, incluso después de hacer ejercicio. 

Sin embargo, no siempre nos es posible hacer ejercicio todos los días, pues el trabajo y las diversas ocupaciones nos consumen el tiempo, es por eso que creamos una pequeña rutina de 7 ejercicios apta para todos para iniciar tu día lleno de energía, aprovechando el principio de la energía que proporciona el mismo e incluso desde tu cama.  

Anuncios

Para evitar lesiones, pues al despertar vamos saliendo del reposo, haremos estiramientos. Los estiramientos permiten mantener la amplitud del movimiento de las articulaciones, favorecen la oxigenación de los tejidos y ayudan a evitar las lesiones que pueden resultar del ejercicio, además de que te ayudarán a disminuir dolores y mejorar la elasticidad.

7 ejercicios para levantarte con energía

Al despertar

Si acabas de despertar, no te levantes. Mantente acostado mientras estiras tus brazos hacia arriba y tus piernas hacia abajo lo más que puedas, trata de mantener 15 segundos y descansa. Repite 3 veces este estiramiento. 

Estiramiento de espalda

Los músculos de tu espalda requieren un estiramiento que es bastante sencillo. Acostado boca arriba, abre tus brazos y coloca las piernas flexionadas y los pies apoyados en la cama. El ejercicio consiste en dejar caer tus piernas hacia un lado sin despegar el tronco de la cama y girar tu cabeza al lado contrario mientras exhalas. Inhala y vuelve a la posición original, realiza al menos 3 repeticiones de cada lado. 

Almejas 

Este ejercicio lo hemos realizado ya para el dolor de la zona lumbar. Para realizarlo, acuéstate de lado con un brazo bajo la cabeza y otro frente a ti, con las piernas flexionadas en un ángulo de 90° frente a ti, y el ejercicio consiste en abrir y cerrar las rodillas (levantando la que queda arriba). Realiza 3 series de 8, 6 y 4 repeticiones cada una. 

Continuamos estirando tu espalda

Híncate sobre tu cama y alza los brazos hacia el techo. Inclínate lo más que puedas y trata de tocar la cama con tus manos, al frente. Mantén la posición por 15 segundos y repite 3 veces.

Gato Camello

Arrodíllate y colócate en 4 puntos, arquea tu espalda, luego baja la espalda y saca el abdomen. Realiza 3 series de 8 repeticiones de cada una. 

Perro de Caza

Este ejercicio también lo realizamos para evitar el dolor lumbar, pero funciona de igual manera para favorecer la movilidad de la articulación de la cadera. En la posición de arrodillado en 4 puntos, extiende tu brazo derecho y tu pierna izquierda, mantén 10 segundos y cambia de lado. Realiza 3 series de 6 repeticiones cada una. 

Hora de Levantarse

Una vez que hayas realizado todos los ejercicios, es momento de levantarse. Colócate de pie con las piernas separadas frente a tu cama y coloca las manos sobre ella. El ejercicio consiste en bajar el pecho hacia la cama, extendiendo al mismo tiempo una pierna hacia atrás y luego la otra. Trata de mantener por lo menos 10 segundos y cambia de lado, repite 10 veces. 

Recuerda que la frase “no pain, no gain” (si no duele, no sirve) no forzosamente es cierta, y mucho menos en la fisioterapia. Detente antes de que algún estiramiento o ejercicio te cause dolor. Trata de ser constante y en pocos días notarás la diferencia, te sentirás con menos dolores al despertar y por supuesto, con más energía. Si tienes alguna duda o deseas una rutina personalizada, recuerda acudir con tu fisioterapeuta. 

¡Hasta la próxima!

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: