Bienestar Comida Deportes

PRODUCTOS LIGHT: ¿REALMENTE AYUDAN A BAJAR DE PESO?

Cada vez existen más líneas de productos bajos en grasa, light, cero, disminuidos en azúcar, sin azucares añadidos, diet, menos, etc. pero… ¿Qué significa todo esto y realmente funcionan estos productos para bajar de peso?

Anuncios

Por: Belén Chavarin Márquez

Vivimos envueltos en una tendencia constante por llevar un estilo de vida saludable, disminuir esos kilos de más y que esto pueda hacerse evidente en un cuerpo estético y atractivo, realizamos ejercicio (cualquiera que este sea), optamos por sacar de nuestra lista del supermercado aquellos productos chatarra, golosinas y panecillos que antes nos encantaban y ahora ponemos nuestra atención en la versión “light”, y como no hacerlo, si podemos disfrutar del mismo sabor pero sin las terribles calorías que nos hacen engordar, pero… ¿Es esta una buena estrategia para reducir nuestro peso de una manera segura?

Anuncios

Hoy en día la industria alimentaria analizando la demanda de productos, ha apostado por ofrecer las líneas de sus productos en la versión saludable, pero para saber si es o no efectivo el consumo de un producto “light”  primeramente tendríamos que conocer a que se refiere este término tan empleado. 

Cuando se habla de un producto “light” se refiere a que es un producto ligero y que cumple con las mismas especificaciones que cuando se utiliza el termino “contenido reducido”, y de acuerdo con la normatividad actual aplicable (NOM-051-SCFI/SSA1-2010) esto se refiere a que se ha reducido como mínimo un 25% de uno de sus componentes en comparación con su versión regular. (reducido más no eliminado su contenido en grasas, azúcares o calorías)

Existen algunas otras leyendas en los empaques que caracterizan su contenido, a pesar de que no siempre se cumplen

LeyendaSignificado
Sin caloríasMenos de 5 calorías por porción
Bajo en caloríasMenos de 40 calorías por porción
Sin grasaMenos de .5 g de grasa
Bajo en grasa3 g o menos de la grasa total
Bajo en sodio140 mg de sodio o menos
Sin sodio /salMenos de 5 mg por porción
Bajo en colesterol20 mg o menos
Sin azúcarMenos de .5 g de azúcar por porción
Alto en fibra5 g o más por porción
Buena fuente de fibra2.5 g hasta 4.9 g de fibra por porción

Pero pensando en que finalmente es “menos”, podríamos asumir que funcionaría para reducir el peso, sin embargo, existe la ley, pero no el control de etiquetado y ahí es cuando realmente nos enfrentamos al mayor problema por que:

-Nos venden el mismo producto, pero en porciones más pequeñas para que este tenga menos calorías que la versión regular

-En el etiquetado viene el desglose de cuantas grasas, azúcares y calorías contiene una porción, la mayoría de las veces una porción es una cantidad tan pequeña que podría llegar a ser ¼ de la pieza solamente, y si el empaque contiene 4 piezas ya estaríamos consumiendo hasta 16 veces lo que el aporte nutrimental del etiquetado está declarando, es decir el valor energético del producto en su conjunto sería mucho mayor.

-En ocasiones muchos productos se promocionan “sin azúcares añadidos”, y se podría pensar que NO contiene nada de azúcar, esto es engañoso pues al producto ya no se le adicionaron más, pero por si solo ya contiene ciertos carbohidratos totales y de estos un porcentaje serán azúcares.

Anuncios

-Estudios revelan que etiquetas que especifican “menor contenido de grasas o azúcares” originan que el consumidor termine ingiriendo una mayor cantidad que la versión original pensando que es más saludable.

-Estudios recientes (Eroski) sobre 52 alimentos light fueron alarmantes al concluir lo siguiente: Todos los etiquetados eran deficientes, 3 de cada 4 eran mas caros solo por contener la leyenda “light” en su empaque, y una tercera parte de esos productos evaluados no contenían la disminución del 25% en azucares, calorías o grasas como debería de ser.

-Otras investigaciones han revelado que en ciertas bebidas que se sustituye el azúcar por un edulcorante (sacarina) alteran los mecanismos que regulan la sensación de hambre , por lo que estaríamos reduciendo ciertas calorías en este producto, pero aumentaríamos nuestra ingesta en otros alimentos.

Anuncios

-El abuso de los productos light pudiera generar desequilibrios nutricionales, una adecuada porción de grasas y azúcares es necesaria para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

-Muchos consumidores se enfocan en revisar solamente que las calorías o grasas estén disminuidas, sin poner atención en las altas cantidades de sodio, conservadores y edulcorantes (sorbitol, manitol, xilitol, sacarina, aspartame, ciclamato, por poner un ejemplo) que de igual manera son perjudiciales para el organismo.

-Es importante comenzar a leer el etiquetado de los productos, y saber que los ingredientes se encuentran ordenas de forma descendente de acuerdo con el porcentaje de contenido. Sería lógico encontrar fresas en una mermelada de fresa, pero no siempre es así, revisa el etiquetado y te llevaras una gran sorpresa.

Anuncios

Desafortunadamente no existe ninguna evidencia de que el consumo de productos “light” (al menos por si solos) ayude a disminuir el peso, la única manera segura en que lograremos un cambio en nuestra composición corporal es mediante un déficit calórico (gastar mas calorías de las que consumimos), para ello se deben de considerar varios factores que entran en juego en esta ecuación como la calidad nutricional, el gasto energético basal, las calorías gastadas por actividad física y por actividades cotidianas, el estrés metabólico, el efecto termogénico de los alimentos entre otros.

La perdida de peso es atribuible a un cambio generalizado tanto de alimentación (bajo un esquema individualizado), hábitos y estilo de vida. La buena salud y apariencia no depende de un producto “light”, un complemento alimenticio o una dieta mágica, es el aporte nutrimental en su justa medida lo que nos llevará a conseguir un físico armonioso y saludable.

Belén Chavarin Márquez

Asesoría Deportiva y Nutricional

Instagram: Sport_coaching_mb              

facebook:belenchavarin

Referencias

  1. MANS, C. (2007): Los secretos de las etiquetas, Ariel, Barcelona. 
  2. Janet Rico Rios, 2011. “La Influencia de la Publicidad en la Toma de Decisión de Compra en los Productos Light en el Consumidor,” Revista Observatorio Calasanz, Universidad Cristobal Colon, Dpto. de Investigacion y Posgrado, vol. 3(5), pages 261270, Agosto.
  3. http://www.consumer.es.Eroski 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: