Bienestar

COMO COMBATIR EL FRIZZ EN 3 SENCILLOS GRANDES CONSEJOS

El cabello es poroso por naturaleza. El frizz sucede cuando la cutícula del cabello se abre, aunque se manifiesta con el encrespamiento, esponjamiento o hasta con la infernal estática en tu cabello y es muy probable que hayas sufrido de ello alguna vez en tu vida, sobre todo en épocas de lluvia cuando el clima se vuelve húmedo.

Aunque, ¿sabías que el frizz es causado por diferentes factores?

La falta de hidratación o nutrientes, el exceso de algunos componentes en los productos que usas o hasta tu rutina de belleza pueden ser los principales causantes.

1. TU RELACIÓN CON EL AGUA:

El agua puede ser tu amiga o tu enemiga cuando lo que quieres es reducir el Frizz. Para ayudar a tu relación de BFF con el H2O, te damos algunas recomendaciones:

  • Toma agua! Durante el día el cabello pierde humedad y al paso de unas horas, si no te mantienes hidratada, la cutícula (que es la capa más externa del cabello) se abre para hacer paso al aire, creando frizz en tu cabello.
  • Mejor Fría: ¡Evita el agua caliente! ya que reseca el cabello y promueve la aparición del molesto frizz, intenta lavar tu cabello con agua fría o tibia y notarás la diferencia.
  • Si eres una Sirena y amas darte tus chapuzones en el agua, recuerda que el cloro y el agua salada remueven los aceites naturales de tu cabello, colaborando al frizz. Procura mojar tu cabello antes de meterte al agua así tu cabello no absorberá la sal y el cloro tan fácilmente. Rociar un poco de tu Leave-In Conditioner** en tu pelo, previo al chapuzón, también ayudará al mismo fin.

2. LA QUÍMICA DE LAS COSAS:

El cabello también necesita estar nutrido para evitar el frizz. Una forma para ayudarlo es usando frecuentemente tratamientos capilares** que le ofrecen nutrición al adicionar aminoácidos y ácidos grasos nutritivos en sus fórmulas, y serums* que alisan, sellan y protegen la cutícula para combatir el frizz. Éstos se pueden aplicar antes de peinar para proteger, y después del cepillado para sellar.

También vas a querer evitar otros componentes como los sulfatos y las siliconas.

Los sulfatos son sales que tienen como función limpiar y generar espuma, sin embargo también pueden irritar el cuero cabelludo o resecar el cabello y no son recomendables, más si tu cabello está procesado.

Las siliconas son ingredientes que pueden ayudar a reparar y a acondicionar el cabello, más el uso frecuente o excesivo de estas pueden acumularse en la fibra capilar, fomentando el mismo frizz que querían evitar en un principio. Busca productos que sustituyen las siliconas con aceites esenciales como el shampoo y acondicionador* Bye.Bye Frizz de Marc Anthony True Professional.

3. PERFECCIONA TU RUTINA DE BELLEZA:

Hay cosas que hacemos a diario que colaboran a que el frizz aparezca y es super sencillo darles arreglo:

Nada en exceso (como todo…)

Lavar tu cabello a diario puede hacer que tu cabello pierda su ritmo, no importa cuan suave sea tu shampoo. Un exceso de lavado puede resecar el cabello o hacer que este produzca inclusive más aceite, creando un círculo vicioso. Trata de lavar tu cabello cada 2 días, y apóyate en el uso de Dry Shampoos* y Dry Conditioners para eliminar impurezas y darle suavidad natural a tu pelo hasta su próxima lavada.

El exceso de herramientas calientes en modo “ultra hot, hot, hot” también reseca el cabello y abre la cutícula, por lo que te recomendamos usar tu secadora, tenazas y planchas con moderación y en un nivel medio de calor o intercalando calientes y fríos, aunque tengas que invertirle un poquito más de tiempo, bajo el mantra de “porque me quiero, me cuido”.

Evita la fricción innecesaria.

Este es un motivo generador de frizz que pocas veces o nunca habías escuchado, pero es cierto. Tus manos, almohada y tu toalla pueden estar ayudando a generarte frizz dada la fricción que generan con tu cabello. Tocar tu cabello constantemente ensucia y reseca tu hermosa melena ¡No lo hagas!

Los textiles de las toallas y almohadas pueden generar fricción en el pelo, haciendo no sólo que éste se enrede, sino que sus átomos de hidrógeno y su queratina también se vean afectados. Darle solución es tan fácil como:

  • Usar una toalla especial sólo para tu cabello, de preferencia de microfibras.
  • Darte ese pequeño lujito de usar fundas de almohada hechas de seda, que son suaves y amables con tu cabello y no absorben su humectación natural.

Decirle adiós al frizz SI es posible, así que comienza a mimar tu pelo con estos sencillos tips y ahora sí, ¡Prepárate para presumir tu hermosa cabellera sin preocuparte por nada! 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: